Nueva agresión a un funcionario, esta vez en la prisión de Córdoba
25 de Enero de 2016

El sindicato pide la convocatoria urgente del Comité de Seguridad y Salud por la agresión de un funcionario ocurrida ayer. CSI-F solicita que se incluya a los empleados de la institución en el protocolo de agresiones de la AGE y se convoquen plazas de funcionarios de centros penitenciarios, entre otras medidas.

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios, CSIF, de Córdoba denuncia que la “preocupante” falta de personal en la Prisión de Alcolea y las elevadas tasas de hacinamiento en este centro incrementan los niveles de inseguridad de los trabajadores y el riesgo de sufrir agresiones por parte de los internos. El sindicato pone de manifiesto la escasez de medios materiales y las difíciles condiciones de trabajo en las que estos empleados desarrollan su labor.

El Sector de Instituciones Penitenciarias de CSIF Córdoba señala que el último capítulo tuvo lugar ayer cuando un trabajador del centro fue golpeado en la cara por un preso, sufriendo lesiones que requirieron atención médica y su posterior traslado al Hospital de San Juan de Dios. La central sindical informa de que los sucesos ocurrieron en un módulo muy conflictivo.

En este sentido, CSIF prisiones Córdoba, sindicato mayoritario en la Prisión de Alcolea y del Sector de Administración General del Estado (AGE) en Córdoba, muestra su absoluta repulsa a este nuevo capítulo de violencia y expresa su preocupación por la posibilidad de que se hubiera tratado de un accidente biológico, que es el que se produce cuando hay contacto temporal o por vía aérea que pudiera derivar en un contagio infeccioso o transmisión de una enfermedad grave, como el SIDA, por ejemplo. Por este motivo, CSIF solicita una reunión urgente del Comité de Seguridad y Salud Laboral para analizar este asunto.

El delegado de CSIF en la Prisión de Alcolea, César Torres, expresa la solidaridad de este sindicato con “el compañero afectado en el incidente de ayer. “Deseamos que el funcionario agredido, cuya trayectoria es intachable y su profesionalidad está plenamente reconocida, se recupere pronto”, recalca Torres.

CSIF Prisiones Córdoba destaca que los trabajadores del centro son fruto de insultos y amenazas de manera continuada por parte de algunos internos, “unas situaciones que no se están penalizando tal y como se debiera”. El sindicato pide que, ante la falta de personal y a fin de elevar los niveles de seguridad de la plantilla, se incluya a los empleados de la prisión en el protocolo de agresiones de la AGE, se convoquen plazas de funcionarios de centros penitenciarios, se sustituyan las bajas y jubilaciones que actualmente no se cubren y se actualicen las relaciones de puestos de trabajo (RPT).

CSI-F Cordoba.
ccddCS

Ver Galería