8 de MARZO - DÍA INTERNACIONAL DE LA MUJER TRABAJADORA
16 de Mayo de 2011
"Nos han enseñado a tener miedo a la libertad; miedo a tomar decisiones, miedo a la soledad. El miedo a la soledad es un gran impedimento en la construcción de la autonomía". (Marcela Lagarde).

“Para combatir el antisemitismo no hace falta ser judío, como para luchar contra el racismo no hace falta ser negro. Lamentablemente, a veces parece que para combatir la discriminación de la mujer hace falta ser mujer”. (Soledad Gallego-Díaz).

“No hay barrera, cerradura ni cerrojo que puedas imponer a la libertad de mi mente”. (Virginia Woolf).

“La libertad consiste en hacer lo que tú quieres, sin perjuicio de nadie. El libertinaje consiste en hacer lo que te obligan a hacer, en tu propio perjuicio”. (Francesca Gualdini de Lusitania).

Cualquiera de estas frases contiene para CSI·F un concepto que nos puede ser útil al hablar de igualdad. De igualdad entre hombres y mujeres. Y sobre todo del porqué no se ha conseguido, de una vez por todas, dicha igualdad.

Soledad, miedo, libertad, luz, injusticia, prejuicios, barreras… Términos muy rotundos que están relacionados con el principio de igualdad. Estamos en pleno siglo XXI y no se consigue el grado de igualdad deseable. Por tanto, CSI·F se cuestiona si realmente todos entendemos lo mismo por igualdad. Para nuestra Organización Sindical, la igualdad no es restar libertad, poder o participación a otra persona. Igualdad significa dar las mismas posibilidades a un grupo de personas sean hombres o mujeres.

A pesar de todos los esfuerzos realizados desde los distintos ámbitos de la sociedad para conseguir dicha igualdad, la evolución en cuanto a su consecución es favorable pero lenta, por lo que desdeCSI·F entendemos que se le debe dar mayor celeridad al proceso de plena incorporación de la mujer al mundo laboral, político, público…, y siempre desde la libertad individual.

Por todo ello, CSI·F apuesta por la necesidad de un cambio de estrategias, ahondando en una cultura basada en la corresponsabilidad, concienciando a la población de que los roles deben adaptarse al momento actual, a la sociedad en la que vivimos. Una sociedad cambiante, pero sobre todo una sociedad libre. Una sociedad en la que se valore el conocimiento, una sociedad adaptada a las nuevas tecnologías, al progreso. En definitiva, una sociedad que requiere un esfuerzo de adaptación continuo, pero, sobre todo, una sociedad en la que no debemos perder el norte que conforman valores como el respeto, la tolerancia y la solidaridad. Unos valores que, defendidos y mantenidos como hace CSI·F Andalucía, posibilitarán un nivel de igualdad en consonancia con el momento que nos ha tocado vivir.

CSI·F, EN POSITIVO ANTE LA IGUALDAD