CSIF-A valora el acuerdo global sobre la Ley de Función Pública y espera que el trámite parlamentario apuntale un texto más clarificador de las potestades públicas
ACTUALIDAD|FUNCIÓN PÚBLICA
02 de Diciembre de 2021
  • El sindicato confía en que la futura norma mejore con su paso por la Cámara para lograr la despolitización real de la Administración y cree que los empleados públicos andaluces merecen tener una Ley del siglo XXI, moderna y ágil

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios en Andalucía (CSIF-A) ha valorado positivamente el acuerdo global alcanzado este jueves en la Mesa General de Negociación Común del personal funcionario, estatutario y laboral sobre el anteproyecto de Ley de Función Pública de Andalucía y ha confiado en que el texto se mejore durante su trámite parlamentario “para que la norma sea más clarificadora y que garantice sobre las potestades públicas y logre la despolitización real de la Administración andaluza”.

Así lo ha explicado tras la reunión de la Mesa General el presidente de CSIF Andalucía, Germán Girela, quien ha considerado que “Andalucía necesita contar, 36 años después, con una Ley de Función Pública actualizada y adaptada al siglo XXI, tal y como prevé desde 2007 el Estatuto Básico del Empleado Público (EBEP)”, al tiempo que ha considerado que “el texto sobre el que se ha alcanzado el citado acuerdo global es mejorable en puntos que nuestra organización considera vitales en defensa y garantía de los empleados y empleadas públicas de Andalucía”.

Girela ha querido subrayar que “las Leyes las elabora el Ejecutivo y las aprueba el Parlamento”, si bien ha puesto en valor el trabajo de diálogo y participación en el que CSIF Andalucía ha participado activamente como organización sindical mayoritaria de la Función Pública.

El responsable sindical ha destacado que, por primera vez, se incluye en la regulación al personal de las administraciones locales y de las universidades, y ha subrayado que “será una ley integral, de aplicación a todo el personal de la de la Administración Pública Andaluza, incluyendo además a sanitarios, docentes, Administración de Justicia y el personal propio de los entes instrumentales”.

El texto también plantea avances importantes de cara a una administración moderna y ágil, “favoreciendo la movilidad y cobertura de puestos de los funcionarios, instaurando el concurso permanente y abierto, así como el teletrabajo como otra modalidad laboral”.

A juicio de CSIF Andalucía, “es imprescindible actualizar el régimen jurídico y el marco estatutario de los empleados públicos andaluces tras 36 años de vigencia de la antigua Ley 6/85”. “En este tiempo –recuerda-- se han aprobado distintas normas a nivel estatal que urgían la necesaria actualización en la comunidad andaluza, adaptando las condiciones de trabajo de los empleados públicos andaluces, así como mejorando la conciliación de la vida laboral y familiar”, añade.

En relación al concurso del personal funcionario, el rechazo de CSIF a la ampliación de éste a un periodo de tres años, ha hecho que finalmente la Administración haya accedido a mantenerlo en dos años, tal y como se venía haciendo hasta ahora, un extremo que la central sindical valora especialmente y que afecta a todo el personal funcionario de nuevo ingreso de la Administración General de la Junta de Andalucía.

Carrera profesional no sujeta a disponibilidad presupuestaria
Asimismo, otra de las mejoras que señala el sindicato es la implantación de la carrera profesional y su desarrollo reglamentario, sin estar sujeta a la disponibilidad presupuestaria, garantizando que este cambio de modelo de carrera administrativa en general no suponga merma en las retribuciones.

Otro de los puntos que CSIF destaca en el texto del anteproyecto es la equiparación del personal interino al personal funcionario, en aplicación a la Directiva europea 1999/70/CE y a la doctrina establecida por el Tribunal de Justicia de la unión Europea respecto a la diferencia de trato entre trabajadores fijos y temporales. Además, la inclusión en las OEP de un cupo no inferior al 10% para personas con discapacidad.

Además, se potencia la conciliación familiar y se garantiza la igualdad de oportunidades y la igualdad retributiva independientemente del género. Asimismo, por primera vez se incluye la Prevención de Riesgos Laborales (PRL) como principios y fundamentos de actuación.

Por último, el presidente de CSIF Andalucía ha insistido en que tiene confianza en que el trámite parlamentario sirva para enriquecer la norma de la que finalmente se dote Andalucía para actualizar el régimen jurídico y el marco estatutario del sector público andaluz.