CSIF-A cierra un año marcado por la covid-19 en el que la acción sindical ha sido crucial para mejorar la situación del profesorado y de la escuela pública
ACTUALIDAD | BALANCE 2020
30 de Diciembre de 2020
  • El sindicato reconoce la “labor ejemplar” de todo el personal de los centros educativos andaluces y pide que los refuerzos docentes por la pandemia se consoliden en las plantillas de los centros para paliar el déficit existente
  • Critica a la Administración educativa por “falta de negociación y diálogo” con las organizaciones sindicales y pone como ejemplo el cambio unilateral en el decreto de escolarización que llevó a la huelga el 4 de marzo

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) Andalucía, primera fuerza sindical de la enseñanza pública en la comunidad andaluza, ha hecho un balance positivo del trabajo realizado desde el Sector de Educación en 2020, “un año complejo, marcado por la covid-19 y su incidencia en el ámbito educativo, y en el que la acción sindical realizada ha sido crucial para mejorar la situación del profesorado y de la escuela pública en general a la hora de afrontar las consecuencias de la pandemia”.

Así lo ha puesto de manifiesto la portavoz de CSIF Educación Andalucía Pilar González, quien ha destacado las movilizaciones llevadas a cabo por la central sindical para conseguir reforzar las plantillas de docentes de cara al inicio del curso escolar, que culminaron con un acuerdo entre la Administración y las organizaciones sindicales para la ampliación de recursos humanos en Educación. “Un acuerdo cuya negociación estuvo liderada por CSIF y que está permitiendo que los centros educativos hayan funcionado, no sin dificultades, pero sí con mayores garantías”, según el Sector de Educación de CSIF-A.

“Después de un comienzo de curso con mucha incertidumbre y falta de planificación, el acuerdo firmado de ampliación de la plantilla docente para hacer frente a la covid-19, ha supuesto un punto de inflexión para afrontar en mejores condiciones la situación derivada de la pandemia en los centros educativos públicos andaluces”, ha explicado la portavoz de CSIF Educación Andalucía, quien ha recordado que se trata de un incremento de 6.949 profesionales para el próximo ejercicio, lo que supone un 6,8% más respecto a 2020.

Desde CSIF se valora que dichos efectivos se mantengan durante todo el curso escolar 2020-2021, si bien el sindicato entiende que deberían integrarse de forma estructural en las plantillas de los centros, que sufren un “déficit manifiesto que aún ha quedado más patente con la pandemia”, según ha subrayado González, que ha recordado que en una década --entre el curso 2008-2009 y el 2018-2019-- el porcentaje de alumnado ha crecido un 10,20%, mientras que el incremento del profesorado de la pública ha sido tan solo del 3,83%.

Asimismo, CSIF ha exigido que los técnicos de prevención de riesgos laborales (PRL) que se han contratado adicionalmente para afrontar la crisis sanitaria de la covid-19 en las unidades provinciales de PRL de la Consejería de Educación y Deportes, continúen en sus puestos el próximo año para continuar dando servicio a los centros educativos andaluces ante las necesidades de la pandemia, y que pasen a integrarse también en las plantillas estructurales de dichas unidades, que padecen una falta de personal crónica.

De otro lado, CSIF ha puesto en valor que el acuerdo educativo firmado con la Administración autonómica recoge también medidas para la conciliación del profesorado, para la cobertura urgente de sustituciones y ha permitido incrementar también los gastos de funcionamiento de los centros educativos.

Igualmente, en el marco de la supervisión y el seguimiento que la central sindical ha realizado a las medidas preventivas anti covid-19 en los centros educativos y ante la llegada de las bajas temperaturas, CSIF solicitó a finales de octubre a la Consejería de Educación y Deporte de la Junta, así como a las diputaciones y a los ayuntamientos de Andalucía, apoyo para que los centros escolares andaluces pudiesen contar con filtros HEPA (High Efficiency Particulate Air) o con dispositivos de purificación de aire portátiles, como medida preventiva adicional a la ventilación natural y a la utilización de mascarillas en las aulas.

El mayor reconocimiento, para el personal de los centros

Por otra parte, la central sindical entiende que “el mayor reconocimiento en 2020 debe dirigirse al profesorado y a todo el personal de los centros, que está desempeñando su tarea de forma ejemplar y que está haciendo posible un curso escolar tan complicado como el actual”, al tiempo que ha recordado el “trabajo ingente, y en muchas ocasiones realizado con sus propios recursos materiales por los y las docentes, durante la etapa de confinamiento más extrema del primer estado de alarma”.

Otro de los “caballos de batalla” de CSIF Educación Andalucía durante 2020 ha sido combatir el empleo precario. En este sentido, el sindicato valora la oferta de empleo público docente de 2020, que ascenderá a 2.641 plazas de Secundaria, Formación Profesional y Enseñanzas de Régimen Especial, correspondientes a la tasa de reposición de 2019, y que contribuirán a reducir la temporalidad en el sector público docente, si bien “aún queda mucho camino por recorrer en este sentido, ya que harían falta muchas más plazas para lograr un avance significativo que se traduzca en una estabilización notoria en las plantillas de los centros educativos”, ha apuntado Pilar González.

Del mismo modo, una de las cuestiones que el Sector de Educación de CSIF Andalucía considera que “ha dejado bastante que desear en 2020” ha sido “la transparencia, la negociación y el diálogo por parte de la Administración educativa”. En este sentido, la portavoz sindical ha puesto como ejemplo la modificación del decreto de escolarización “aprobada sin negociación previa y realizada sin contar con el sentir de la comunidad educativa”.

Dicha medida, que desde CSIF fue considerada un “ataque en toda regla a la enseñanza pública” culminó con una huelga el 4 de marzo y manifestaciones en toda Andalucía, cuya unidad de acción sindical fue propiciada por CSIF-A, que defendió el mantenimiento del statu quo en las zonas de escolarización y exigió que no se produjeran cierres de más unidades en la enseñanza pública.

Campaña “Stop Burocracia

De otro lado, la desburocratización del trabajo de los docentes es otra de las exigencias fundamentales que ha abanderado CSIF Andalucía en 2020. Precisamente, en el mes de enero el sindicato dio a conocer los datos de una encuesta que revelaba que el 96% de los docentes consideraban “excesivo” el papeleo que tenían que cumplimentar en su tarea cotidiana.

En el marco de una campaña bajo el lema “Stop Burocracia”, este sondeo también indicaba que el 89% del profesorado pensaba que la carga burocrática asociada a su trabajo perjudicaba la atención al alumnado, lo que además conducía a una importante frustración entre el personal docente.

Importante laboral informativa y de orientación

Por otra parte, CSIF Educación Andalucía destaca la labor informativa y de orientación desde el sindicato al personal docente con la realización de un total de 77 seminarios web a través de los que se han abordado temas tan variados como el concurso de traslados, los procesos selectivos, el sistema de provisión de interinidades, el Concursillo, la prevención de riesgos laborales o la ventilación en las aulas a raíz de la pandemia. En total, han sido más de 11.100 las personas que han participado en estos webinar.

Del mismo modo, esta labor divulgativa se realiza a través del sitio web del Sector de Educación https://www.csif.es/andalucia/educacion y de sus perfiles en redes sociales (@CSIFenseA en Twitter, @CSIFenseandalucia en Facebook y @csif_educacion_andalucia en Instagram), que continúan ganando seguidores.