CSIF lamenta la subida del paro en Andalucía por encima de la media nacional y reclama reforzar los servicios públicos como motor económico
ACTUALIDAD|EMPLEO
02 de Julio de 2020
  • La central sindical subraya que los malos datos se ceban con las mujeres, que acaparan ya casi el 58% del desempleo total en la comunidad, ampliando la brecha de género del mercado laboral

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) en Andalucía, sindicato más representativo en las administraciones públicas y con presencia creciente en el sector privado, ha lamentado la subida del paro en Andalucía en el mes de junio en más de un punto por encima de la subida del desempleo a nivel nacional y ha reclamado un plan de refuerzo de los servicios públicos como motor económico y de generación de empleo en la comunidad.

En concreto, en junio un total 11.009 personas han pasado a engrosar las listas del desempleo en Andalucía, lo que supone un incremento del 1,14% en comparación con el mes anterior, y lleva la cifra global de personas en el paro en la comunidad andaluza a 980.096, una cifra que el presidente de CSIF Andalucía, Germán Girela, ha considerado muy preocupante.

“Los datos de junio son francamente malos”, ha señalado Girela, quien ha subrayado que “se ceban especialmente con las mujeres”, que suponen ya el 57,96% del total de personas en desempleo –con 568.117 desempleadas de los 980.096 parados totales registrados en junio en Andalucía--. De este modo, “la brecha de género en el mercado de trabajo se sigue agrandando, ya que ese porcentaje el mes anterior era del 57,3%”, ha explicado.

Girela ha vuelto a poner de relieve la excesiva dependencia del modelo productivo andaluz de sectores como el Turismo, que es al que se debe precisamente la bajada del desempleo en las dos únicas provincias donde ha descendido el paro (Málaga y Cádiz), un aspecto que el responsable sindical ha valorado porque, “aunque no se trate de grandes cifras, son personas que han dejado de estar en el desempleo”.

El presidente de CSIF-A ha reiterado la necesidad del “protagonismo de la Administración Pública como motor de la recuperación económica y social de Andalucía, con un plan de refuerzo de los servicios públicos”. Asimismo, ha defendido “el desarrollo de políticas que permitan un viraje del sistema productivo hacia sectores estratégicos, como pueden ser la industria y las nuevas tecnologías”.