CSIF-A ve insuficiente e inconcreto el plan para volver a las aulas y dice que docentes de refuerzo hacían falta ya antes de la Covid-19
30 de Junio de 2020
  • El sindicato rechaza que Educación se enroque en mantener la ratio oficial establecida y considera exiguos los cupos previstos para dar cobertura a la figura de coordinación de la crisis en los centros

  • Reclama protocolos específicos para el acceso y salida de los centros, para desarrollar los servicios complementarios y para la limpieza y desinfección necesaria

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) Andalucía, primera fuerza sindical de la enseñanza pública en la comunidad andaluza, considera “a todas luces insuficiente” e “inconcreto” el plan de la Junta de Andalucía para la vuelta a las aulas el próximo mes de septiembre, y ha subrayado que “docentes de refuerzo hacían ya falta en los centros educativos antes de la Covid-19”.

La presidenta de CSIF Educación Andalucía, Elena García, ha rechazado que la Administración educativa “se enroque en mantener la ratio oficial establecida, cuando las condiciones derivadas de la crisis actual aconsejan claramente que se aumenten de verdad las plantillas de los centros para que la cifra de alumnado por aula se reduzca”, al tiempo que ha subrayado que dicho plan “continúa pivotando en exceso en la autonomía y flexibilidad de los centros educativos y la Administración educativa sigue si asumir la responsabilidad que le corresponde”.

“Después de estar esperando durante semanas para conocer los planteamientos de la Administración educativa en relación a la vuelta a las aulas el próximo curso escolar, la Consejería anuncia la contratación de algo más de 6.000 docentes que se sumarán a los centros donde haya unidades con más de 20 alumnos y alumnas”, un refuerzo que –ha recordaado-- “ya hacía falta antes de esta crisis sanitaria”.

Asimismo, García teme que la responsabilidad de la figura de coordinador o coordinadora de Covid-19 anunciada por el consejero del ramo, Javier Imbroda, recaiga también sobre los equipos directivos, ya que entiende que “los 823 cupos para cubrir las horas que se dedicarán a esta labor de coordinación de esta crisis resultan completamente exiguos si tenemos en cuenta que en Andalucía hay más de 4.000 centros educativos de titularidad pública”.

Del mismo modo, se ha referido a los 1.600 nuevos efectivos de limpieza que la Junta se ha comprometido a incluir en dicho plan y los ha considerado muy escasos para cubrir las necesidades de limpieza y desinfección de todos los centros, que además deben realizarse –ha recordado-- más de una vez al día para extremar las garantías de higiene y seguridad en la actual situación.

En relación al llamamiento realizado por el consejero a los ayuntamientos para que establezcan perímetros de seguridad alrededor de los centros educativos para el acceso y salida de los mismos, la presidenta de CSIF Educación Andalucía ha criticado la “falta de concreción” aportada por parte de la Administración autonómica, “ya que los protocolos a seguir deben ir más allá de la buena voluntad de las administraciones locales y deben determinarse cuáles son las responsabilidades de las distintas autoridades y administraciones concernidas”.

Protocolos para servicios complementarios y grupos de convivencia
Respecto al desarrollo de los servicios complementarios, CSIF Andalucía celebra que vayan a garantizarse –según las manifestaciones del consejero--, si bien considera que debe aportarse información precisa sobre cuáles son los protocolos para llevarlos a cabo, algo que ha demandado también en relación a los grupos de convivencia para limitar contactos a los que se ha referido el representante del Ejecutivo andaluz.

El plan para la vuelta a los centros en septiembre “ha de estar basado en una propuesta vertebrada por una necesaria inversión económica que posibilite un menor número de alumnos por aula, la ampliación de las plantillas, así como los recursos que permitan establecer las medidas de seguridad y protección necesarias, tanto para el profesorado como para el alumnado”, ha argumentado García.