Andalucía perdió casi 8.400 empleados públicos en el último semestre de 2019, de los que más del 90% pertenecía a ayuntamientos
ACTUALIDAD|EMPLEO PÚBLICO
17 de Junio de 2020
  • CSIF reclama acabar con el fraude del uso de contratos temporales para cubrir plazas estructurales y poner fin a la precariedad en la Administración local

CSIF, sindicato más representativo en las administraciones públicas y con presencia creciente en el sector privado, ha alertado de la pérdida de empleo público que se ha registrado en Andalucía, según el último Boletín Estadístico del Ministerio de Política Territorial y Función Pública sobre el personal al servicio de las administraciones públicas, y que afecta principalmente a las corporaciones locales. En concreto, según dicha publicación oficial, en enero de 2020 Andalucía contaba con 8.396 empleados y empleadas públicas menos que en julio de 2019. El 91,7% (7.689) de este descenso corresponde a la Administración Local.

Concretamente, según estos últimos datos, en Andalucía hay 471.718 trabajadores y trabajadoras al servicio de las administraciones públicas (36.919 en Almería, 74.815 en Cádiz, 44.653 en Córdoba, 57.883 en Granada, 31.767 en Huelva, 35.623 en Jaén, 76.438 en Málaga, 113.618 en Sevilla). Ello supone, a nivel regional, una disminuación del 1,7% respecto a los datos inmediatamente anteriores, de julio de 2019, cuando había en Andalucía un total de 480.114 empleadas y empleados públicos.

De las 471.718 personas que integran este personal: 269.891 trabaja para Administración autonómica; 82.919 lo hace para la Administración General del Estado; y 118.908 a las corporaciones locales. Es precisamente este sector, el de las entidades locales, el que ha sufrido especialmente la pérdida de empleo, con 7.689 trabajadores y trabajadoras menos, en relación a los 126.597 que había en el semeste anterior.

Adelanto de la jubilación de la Policía Local y desaparición de programas sociales

Según ha explicado el presidente del Sector de la Administración Local en CSIF Andalucía, Miguel Ángel Sáenz, ello ha podido producirse por varias cuestiones, como el adelanto de la edad de jubilación a los 60 años en la Policía Local, "donde la tasa de reposición impide cubrir de forma inmediata las vacantes producidas por jubilación, lo que provoca una clara merma en las plantillas", explica.

Otra de las causas del descenso en la cifra de empleados y empleadas en los ayuntamientos es la desaparición de programas de empleo propios o subvencionados, de los ayuntamientos, sobre todo en el ámbito de los servicios sociales, según ha añadido Sáenz.

En este sentido, el responsable sindical ha reclamado una mayor estabilidad en el empleo público de los ayuntamientos, "que se acabe con el fraude del uso de contratos temporales para cubrir plazas estructurales en la corporaciones locales y poner fin a la precariedad laboral en la Administración local".