CSIF exige a la Junta EPI y test rápidos para las plantillas de las entidades locales, en las que unos 300 empleados al menos han quedado ya “fuera de juego” por el Covid-19
ACTUALIDAD | ADMINISTRACIÓN LOCAL
13 de Abril de 2020
  • La central sindical entiende que no se puede cargar a las corporaciones locales con la adquisición individual de equipos para proteger a sus trabajadores, ya que no tienen capacidad para ello en muchos casos
  • El sindicato insta a la Administración andaluza a que sea ella, en el ejercicio de sus competencias, la que facilite a los ayuntamientos el acceso a dichos medios

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) en Andalucía, primera fuerza sindical en la Administración Pública y con presencia creciente en la empresa privada, ha solicitado a la Consejería de Salud y Familias que tome las medidas oportunas para poner a disposición de las entidades locales de Andalucía los materiales de protección necesarios para las distintas categorías profesionales de las plantillas municipales, así como test de detección rápida del Covid-19 para garantizar la seguridad de los trabajadores y trabajadoras municipales y de la ciudadanía a la que atienden.

El presidente del Sector de Administración Local de CSIF Andalucía, Miguel Ángel Saéz, ha lamentado la situación de falta de medios con la que trabajan muchos empleados de las corporaciones locales andaluzas y ha precisado que, como mínimo, unos 300 en toda Andalucía han quedado “fuera de juego” por el Coronavirus.

Estos empleados no pueden desempeñar tu trabajo actualmente al haber resultado contagiados o tener que guardar cuarentena por haber tenido contacto directo con alguna persona infectada, según los datos que ha constatado el sindicato y que no recogen la amplitud de la incidencia del virus en las plantillas, debido a que muchas entidades locales no facilitan las cifras. Ante esta situación, CSIF ha demandado que con urgencia lleguen los test rápidos para detectar el virus.

“La Junta de Andalucía es la encargada de dicho suministro, sin obviar la posibilidad de colaboración que se pudiera establecer con las entidades locales que así lo consideraran oportuno”, según ha manifestado el responsable del Sector de Administración Local de CSIF Andalucía. “Estamos solicitando a las entidades locales que provean a su personal de estos medios --tanto equipos de protección individual (EPI) como test rápidos--, pero no se nos escapa que ha de ser la Junta de Andalucía la que, en el ejercicio de sus competencias, facilite la adquisición y disposición de ese material”.

“Los trabajadores y trabajadoras de todos estos organismos públicos vienen desempeñando sus funciones de Seguridad -Policía Local y Bomberos- Desinfección, Servicios Sociales, Limpieza, Información, Vigilancia, Administración y Gestión, expuestos a un alto riesgo de contagio por SARS-CoV 2 (COVID-19) al no contar con Equipos de Protección Individual (EPI´s) de vías respiratorias/gotas/contacto adecuados y suficientes”, ha subrayado.

“Es urgente, por lo tanto, dotar de material de protección necesario y realizar las pruebas o test rápidos del Covid-19 a estos profesionales”, ha esgrimido Sáez, que considera que se trata de “una medida vital para frenar los contagios, que desgraciadamente siguen en aumento a causa de una deficiente inversión en prevención y salud por parte de la administración, tal y como ha señalado la Organización Mundial de la Salud en sus orientaciones técnicas para controlar la pandemia”.

“Desde CSIF somos conscientes de la dificultad que para muchos de estos ayuntamientos supone el acceder a la compra individual de estos elementos”, explica Sáez, al tiempo que recuerda que la Junta de Andalucía, en una instrucción firmada el pasado 1 de abril reconoce que “actualmente la Junta de Andalucía es competente, como autoridad sanitaria en nuestra comunidad, del suministro de material de protección a la propia administración autonómica y a aquellas entidades o instituciones cuyas circunstancias presenten una situación manifiesta de especial incidencia de contagio del COVID-19”.

Asimismo, según orden SND/271/2020, “la Junta de Andalucía es la autoridad competente en el suministro de EPIs para la gestión y recogida de residuos, una vez sean subsanadas las acuciantes necesidades de protección en el ámbito sanitario y sociosanitario.” y, sin embargo, “se deja bajo la responsabilidad de los ayuntamientos la compra de ese material”.

Falta de capacidad de las corporaciones locales para disponer del material

En opinión del responsable del Sector de Administración Local de CSIF-A, “obligar a los ayuntamientos a ejercer esa función de forma unitaria es abocar a la imposibilidad de cumplir con sus obligaciones legales a muchos de ellos, que por su capacidad económica y de gestión de compras en el exterior se verían abocados a no poder disponer de ese material imprescindible para sus plantillas”.

Asimismo, CSIF subraya que este personal “está prestando servicio con todo compromiso y profesionalidad que están demostrando diariamente en todos y cada uno de los municipios andaluces”.