Gran éxito de CSIF-A en las elecciones de funcionarios de la Administración General de la Junta de Andalucía frente al descalabro del Sindicato Andaluz de Funcionarios
Administración General de la Junta de Andalucía (AGJA)
18 de Diciembre de 2019

CSIF Andalucía ha conseguido ser el sindicato que ha experimentado un mayor crecimiento en cuanto al apoyo recibido por el personal funcionario de la Administración General de la Junta de Andalucía (AGJA) en las elecciones sindicales que se han celebrado hoy. Concretamente, la central sindical que preside a nivel autonómico Germán Girela ha logrado un 34% más de delegados que en la anterior convocatoria electoral que tuvo lugar en 2015. Frente a ello, el Sindicato Andaluz de Funcionarios se ha desplomado en estos comicios al perder un 28% de los representantes con los que contaba hasta el momento.

El presidente del Sector de AGJA de CSIF-A, Enrique Álvarez de Toledo, agradece el apoyo recibido de los funcionarios de la Administración General de la Junta de Andalucía, que “vuelven a confiar en nuestra opción sindical, basada en la independencia, la transparencia y el carácter reivindicativo, a la hora de defender sus derechos y sus intereses”. “Trabajaremos para recuperar todos los derechos perdidos por estos trabajadores durante los últimos años y exigiremos a la Administración autonómica a que se siente con los representantes de CSIF-A para negociar de tú a tú la mejora de sus condiciones laborales y salariales”, recalca el dirigente sindical.

De cara a los próximos cuatro años, el Sector de AGJA de CSIF-A se compromete con el personal funcionario a luchar por mejorar su carrera profesional y por facilitar la conciliación de su vida familiar y laboral. Asimismo, seguiremos reivindicando la recuperación de la pérdida de poder adquisitivo de los últimos años, sobre todo el recorte en el año 2010 que supuso hasta el 10% de rebaja de las remuneraciones, así como la parte autonómica de las pagas extra de 2013 y 2014. “No nos olvidamos de la restitución de la totalidad de las ayudas de acción social y la mejora de la jornada laboral del personal funcionario con más de 55 años de edad como tienen otros sectores”, concluye Álvarez de Toledo.