CSIF-A exige formar parte de la Concertación Social porque el “bisindicalismo se ha acabado”
ACTUALIDAD|COMPARECENCIA
28 de Octubre de 2019
  • El sindicato insiste en que en este asunto de 2018, 8 de las 11 medidas están relacionadas con los servicios públicos
  • La carrera profesional, la recuperación de las pagas extras de 2013 y 2014, o la equiparación salarial, son algunas de las reivindicaciones expuestas en la cámara andaluza

CSIF Andalucía ha exigido formar parte de la Concertación Social como sindicato más representativo de la Función Pública en Andalucía. Estableciendo un paralelismo con la pluralidad de partidos representados en la actualidad en el Parlamento de Andalucía, Germán Girela, presidente de CSIF-A, ha apelado a sus Señorías para que comprendan la Concertación Social como un “instrumento cuyo objetivo es alcanzar acuerdo y consenso en los grandes problemas sociales y económicos que afectan a la sociedad y a los trabajadores y trabajadoras andaluzas”.

En esta misma línea, CSIF-A ha reivindicado su pertenencia al Consejo Económico y Social de Andalucía, al Consejo Andaluz de Riesgos Laborales, al Consejo Andaluz de Relaciones Laborales, así como al Consejo Andaluz de Formación Profesional. Por ello, Girela ha pedido que se tenga en cuenta el último Acuerdo de Concertación Social del año 2018 en el que se recogen 11 medidas que afectan y son de aplicación a ámbitos laborales en los que este sindicato tiene representación sindical, especialmente, aquellas que conciernen a los servicios públicos.

Además, CSIF-A ha recordado que desde este sindicato se ha advertido en dos ocasiones, en lo que va de año, en las Mesas Generales de Negociación que no se puede permitir que los profesionales de la sanidad y la sociedad en general “pierda lo que tanto nos ha costado construir”.

En este sentido, CSIF-A ha apelado a la equiparación salarial entre trabajadores sanitarios con respecto al resto de España, a la agilización en la cobertura de bajas, actualmente situada en un 28%, así como a la posibilidad de hacer carrera profesional.

En el terreno de la educación, CSIF-A vuelve a pedir que se destine el 7% del PIB a este sector ya que las carencias en recursos humanos y materiales se traducen en ratios insostenibles (en torno a 30 alumnos por aula en algunos casos) o plantillas sin cubrir en hasta un 70% de centros encuestados por este sindicato a principios del curso escolar 2019/2020.

En el ámbito de la Administración General de la Junta de Andalucía, Germán Girela ha subrayado que hay más de 40.000 funcionarios y laborales que trabajan por vocación de servicio público, por lo que se exige que se cumpla con el mandato del Estatuto Básico del Empleado Público que desarrolle una Ley de Función Pública en Andalucía “con el objetivo de alcanzar una mayor profesionalización del empleo público que redunde en beneficio de nuestra sociedad”.

Para finalizar, CSIF-A vuelve a señalar que aún queda la devolución de las pagas extras de 2013 y 2014 de los Funcionarios y empleados públicos, así como la recuperación definitiva del resto de derechos perdidos.

CSIF-A ha exigido la necesidad de avanzar en la carrera profesional, en la cobertura de todos los puestos necesarios para una administración ágil, eficaz y eficiente, como corresponde a unos servicios públicos del siglo XXI.

Ver Galería