CSIF-A exige al SAS que deje de negar la precariedad laboral en Sanidad y demanda que se acabe con el “recortazo”
SANIDAD|MESA SECTORIAL
25 de Octubre de 2019
  • El sindicato convocará concentraciones en todos los hospitales de referencia de Andalucía para pedir estabilidad en las plantillas
  • CSIF-A denuncia que Andalucía sigue contando con las peores ratios de España en todas las categorías profesionales sanitarias

CSIF Andalucía lamenta la actitud del Servicio Andaluz de Salud en la Mesa Sectorial que tuvo lugar ayer en la que “la actitud de la Dirección General de Profesionales no se mostró especialmente receptivo a los problemas y planteamientos expuestos por los sindicatos miembros de dicha negociación”.

CSIF-A recuerda que el Servicio Andaluz de Salud ha incumplido, entre otros asuntos, la promesa de contratos de un año, mínimo seis meses, volviendo a los contratos basura y a la eliminación de personal en muchas categorías, especialmente en Función Administrativa, Gestión y Servicio.

El sindicato pone de relieve que el cese de contratación por jubilaciones (que debieran tener una tasa de reposición del 100%), las bajas, ausencias, provocan situaciones críticas en muchos centros como ocurre en Urgencias del Hospital Juan Ramón Jiménez de Huelva, la vuelta a las camas triples del Valme en Sevilla o la suspensión de operaciones en el Hospital San Juan de Dios de Sevilla por falta de fondos. Y todo ello, fuera del periodo estival.

Para CSIF-A subraya el “caos” que se produjo durante la Mesa Sectorial con datos mal tabulados, con cifras de ejercicios anteriores y sin tiempo para contrastar la información otorgada por parte de la Administración.

El sindicato líder en el sector sanitario en Andalucía y con un espíritu constructivo insta a la Administración a aceptar la realidad que se le expone y atajar unos problemas que se arrastran desde principios del mes de octubre e impiden prestar un servicio público de calidad tan fundamental como es la Sanidad.

CSIF-A promete seguir liderando las concentraciones previstas en los principales hospitales de Andalucía de forma semanal hasta que se acabe con la precariedad laboral.