CSIF-A recuerda que Andalucía ocupa la penúltima posición en gasto sanitario por habitante en España
ACTUALIDAD|SANIDAD
21 de Octubre de 2019
  • El sindicato valora positivamente el incremento del 4% de la partida presupuestaria para Sanidad en 2020, pero sostiene “que aún es insuficiente”
  • CSIF-A exige que en este aumento de la financiación se aborden problemas e incumplimientos del SAS con sus trabajadores

CSIF Andalucía valora positivamente el incremento del 4% en Sanidad en el borrador de la Ley de Presupuestos 2020 para Andalucía, aunque recuerda que, a pesar de dicho aumento, y puesto que solo se han adelantado los presupuestos en Andalucía, “estimamos que esta comunidad ocuparía los últimos puestos en el ranking nacional de gasto por habitante”.

Así, la asignación presupuestaria por habitante pasará de 1.164 euros a unos 1.220 euros aproximadamente, cifras aún muy alejadas de la media nacional situada en unos 1.370 euros según últimos datos del informe del Ministerio de abril del 2019.

Por ello, CSIF-A exigirá que con este aumento de financiación “se aborden problemas e incumplimientos del SAS con sus trabajadores, afrontando los mismos con la máxima urgencia”.

En cuanto a las principales reivindicaciones, el sindicato resalta que el personal de gestión y servicios lleva 11 años sin poder acceder a la carrera profesional, así como el personal sanitario no perteneciente al grupo A. Una demora “inaceptable” y una falta de compromiso de la Administración sanitaria con su propio personal.

El SAS tampoco parece que vaya a cumplir con el compromiso de, a 31 de octubre, publicar los baremos para todas las categorías, lo que provoca una “nueva frustración”.

En esta misma línea, el sindicato denuncia otro incumplimiento por parte del SAS del Acuerdo para la promoción progresiva de la categoría de Auxiliar Administrativo a Administrativo tras 13 años de espera, “un tiempo suficiente para plantear con seriedad y rigor el asunto”.

El Plan de refuerzo a la Atención Primaria es otro asunto relevante en esta batería de reivindicaciones. El sindicato estima un pilar fundamental este servicio “abandonado durante muchos años por el SAS en lo que a recursos materiales y humanos se refiere”.

A finales de 2018, se inició un programa de refuerzo con la contratación de más de 1.300 profesionales, aunque muchas de estas plazas, por diversos problemas, no llegaron a concretarse.

Asimismo, CSIF-A pide que se acabe con la precariedad, por lo “volvemos a recordar a la Consejería de Salud subrayando que se comprometió a reducir la temporalidad y la precariedad con contratos anuales (de un mínimo seis meses) que además evitasen la fuga de profesionales de Andalucía. “Hemos comprobado cómo la renovación no se ha realizado, volviendo a contratos basura de uno y dos meses”.

CSIF-A exige que se cumpla con todas las promesas y que todos los profesionales puedan optar a interinidades en todos los casos en que sea posible. El sector de Sanidad solicitará reuniones con los responsables de Sanidad de todos los partidos políticos del Parlamento de Andalucía a fin de transmitirles las propuestas de mejora del sindicato para que la incorporen a sus programas y así apoyen las enmiendas a los próximos presupuestos anunciados por el ejecutivo andaluz.