CSIF-A celebra las buenas cifras del paro de abril, pero lamenta que el 95% de los contratos sean temporales
ACTUALIDAD | PARO
04 de Mayo de 2018
CSIF-A celebra las buenas cifras del paro de abril, pero lamenta que el 95% de los contratos sean temporales
  • El sindicato pide medidas para acabar con la precariedad y la estacionalidad e incentivos para promover contratos indefinidos, que sólo representan el 5% de los firmados en la región
  • Impulsado por el sector servicio, el desempleo desciende en Andalucía en 24.105 personas, aunque Almería fue, junto con Huesca, la única provincia donde subió el paro en todo el país

CSIF Andalucía celebra que los datos del paro del mes de abril en la Comunidad vuelvan a señalar un descenso en el desempleo en la región, aunque lamenta que la contratación que se hace sigue siendo precaria y temporal.

En este sentido, según ha publicado el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE), Andalucía registró una bajada de 24.105 parados en el mes de abril, dato impulsado por el sector servicio, donde se crearon 13.765 empleos. La construcción, con 4.667 empleos, y la agricultura, con 4.398 desempleados menos, también ayudaron a estas cifras, que dejan el número de parados en 813.321 personas, con un descenso anual de 38.861 desempleados.

No obstante, a pesar de estos datos, el sindicato que preside José Luis Heredia lamenta que de los 429.747 contratos firmados en el mes de abril en Andalucía, el 95% de los mismos fuesen temporales, lo que demuestra la precariedad y la estacionalidad del empleo que se crea en la Comunidad. Así, sólo 21.179 contratos fueron indefinidos, contabilizando en ellos los trabajadores que automáticamente pasaron de eventual a fijo.

Por ello, CSIF-A exige medidas para acabar con la precariedad y la estacionalidad e incentivos para promover contratos indefinidos. De igual modo, CSIF-A considera que debe diseñarse y ponerse en marcha una nueva y renovada Concertación Social, donde este sindicato esté presente, que modifique el tejido productivo de Andalucía.

Fruto de esta estacionalidad, Almería fue una de las únicas dos provincias de todo el país (junto con Huesca) donde el paro subió, lastrado por el sector agrícola. En la provincia almeriense, el desempleo creció en 386 personas. En el resto de provincias andaluzas, el paro bajó, destacando Sevilla (-6.628 desempleados), Málaga (-4.774) y Cádiz (-4.697). También lo hizo en Huelva (-3.226), Granada (-2.061), Córdoba (-1.924) y Jaén (-1.181).

Ficheros Adjuntos: