El PP, dispuesto a pactar con otras fuerzas políticas para mantener el Registro Civil, dentro de la Administración de Justicia
- CSIF y el resto de sindicatos piden al Grupo Popular en el Congreso que acepte la propuesta de Podemos
- Los sindicatos trasladamos nuestro rotundo rechazo a las enmiendas presentadas por el PP a la proposición de ley de reforma de la LOPJ

14 de Marzo de 2018

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato mayoritario en la Justicia reclamó ayer al Grupo Parlamentario Popular la necesidad de mantener el Registro Civil como servicio público y gratuito dentro de la Administración de Justicia, con su demarcación actual en Partidos Judiciales y Juzgados de Paz, servido exclusivamente por personal de los Cuerpos al servicio de esta Administración.

Asimismo, junto al resto de sindicatos representativos, hemos trasladado a la portavoz popular, María Jesús Moro, la opinión del Ministro de Justicia que coincide básicamente con este planteamiento.

Los sindicatos, de forma unánime hemos traslado a la portavoz popular nuestro malestar por la actitud del resto de grupos parlamentarios en su negativa a tramitar una ley a la que podrían haber presentado cuantas enmiendas hubieran considerado oportunas.

Las cuatro organizaciones sindicales hemos pedido que su grupo favorezca la toma en consideración de la proposición de ley presentada por el Grupo Unidos Podemos. La Portavoz parlamentaria popular nos ha mostrado su plena disposición a encontrar puntos de encuentro de manera que se facilite la toma en consideración de la propuesta del Grupo Unidos Podemos, -cuyo trámite está a la espera, únicamente, de que dicho Grupo lo solicite a la Mesa del Congreso-.

Asimismo, ha tomado nota de nuestras peticiones, señalando no obstante el escaso plazo que resta hasta la entrada en vigor el 30 de junio de la Ley 20/2011, por lo que es posible que sea precisa la solución propuesta por algunos de una nueva vacatio legis, pero sin dejar de tramitar la reforma de la Ley, algo que consideramos prioritario para acabar de una vez por todas con la incertidumbre que pesa sobre los casi 5.000 funcionarios que tienen funciones de Registro Civil y cuyos puestos de trabajo desaparecerían con el nuevo modelo de Oficinas Generales fuera de Justicia.

Rechazo a las enmiendas del PP a la Ley Orgánica del Poder Judicial

Hemos dejado claro a la portavoz popular que el Ministerio de Justicia ha intentado engañar a los trabajadores y trabajadoras, impulsando a que el Grupo Popular presente, en el último minuto, unas enmiendas que inciden directamente –y de forma muy negativa- en las condiciones de trabajo de los funcionarios de Justicia, sin haber siquiera negociado lo más mínimo con los representantes sindicales.

No vamos a tolerar esta nueva vuelta de tuerca a los derechos laborales de los funcionarios y funcionarias de Justicia, y le hemos reprochado que se haya intentado colar por la puerta de atrás modificaciones sustanciales de las condiciones laborales que afectan a los destinos (que se reducen, nuevamente, de forma drástica), a la movilidad voluntaria y forzosa, al régimen disciplinario y a las funciones que se realizan dentro de la oficina judicial.

Asimismo, es inaceptable que no se asuma ni una sola de las justas reivindicaciones de los funcionarios y funcionarias de Justicia relativas a la recuperación de la reserva del cincuenta por ciento en la promoción interna o la carrera profesional, entre otras. En este contexto, le hemos advertido que, de no darse marcha atrás a esta propuesta de enmiendas, los sindicatos nos veremos obligados a convocar cuantas movilizaciones sean necesarias, sin descartar ninguna y en cuyo calendario ya estamos trabajando.

La portavoz de Justicia del grupo popular mostró también aquí su disposición al diálogo y nos ha pedido que le enviemos por escrito nuestra posición ante cada una de las enmiendas presentadas, comprometiéndose firmemente a su estudio.