CSIF-A reclama diálogo y consenso entre fuerzas sociales y políticas para defender el lugar de Andalucía en la celebración del 28F
27 de Febrero de 2018
CSIF-A reclama diálogo y consenso entre fuerzas sociales y políticas para defender el lugar de Andalucía en la celebración del 28F
  • Pide “unidad ante ataques desde otros territorios que sólo buscan acabar con los derechos consolidados de los andaluces y hacer de nuestra tierra una autonomía de segunda”
  • “Andalucía debe seguir avanzando y merece que la defendamos con sacrificio y orgullo, sin tener que pedir perdón por hacerlo ni mirar al resto de españoles con envidia”, señala CSIF-A

CSIF Andalucía, primer sindicato de la función pública y tercer sindicato en la empresa privada de Andalucía, hace un llamamiento al diálogo y al consenso entre todas las fuerzas sociales y sindicales para defender el lugar de la Comunidad con motivo del 28 de febrero.

Señalando la necesidad de una reforma constitucional y de la unidad en la solicitud de un nuevo modelo de financiación autonómica, CSIF-A señala en su manifiesto conmemorativo que “Andalucía y su ciudadanía –con los agentes sociales a la cabeza- tendrán que alzar la voz para volver a ser lo que fuimos bajo el paraguas constitucional y, sobre todo, con el espíritu de consenso y conciliación que marca nuestro Estatuto de Autonomía”. Así, a pesar de vivir momentos convulsos por el desafío nacionalista, el sindicato que preside José Luis Heredia insiste en que “el avance vivido en estas décadas democráticas no puede verse detenido por inventos nacionalistas que sólo buscan la fractura entre territorios y la ampliación de la brecha económica entre regiones ricas y pobres”.

Por ello, CSIF-A cree que es el “momento de dejar a un lado disputas e intereses partidistas y remar en la misma dirección para defender el lugar de Andalucía en España, en Europa, en la Historia y en el mundo” y vuelve a ofrecer “toda la predisposición y sentido de Estado posible para lograrlo”. Para el sindicato, “los andaluces y andaluzas tenemos que volver a defender nuestro papel territorial para evitar, de nuevo, tentaciones de dejarnos al margen o de convertirnos en una Comunidad de segunda. Andalucía y su ciudadanía –con los agentes sociales a la cabeza- tendrán que alzar la voz para volver a ser lo que fuimos bajo el paraguas constitucional y, sobre todo, con el espíritu de consenso y conciliación del Estatuto de Autonomía”.

Por último, CSIF-A –que reivindica la conmemoración de los 40 años del Pacto de Antequera y el centenario de la Asamblea de Ronda- aclara que “los andaluces y las andaluzas no queremos ser más que ningún otro español, pero tampoco que los experimentos y sueños nacionalistas de unos acaben con los derechos consolidados de otros y que, para lograr sus fines, sólo busquen el descrédito y el insulto basados en estereotipos como medio. Andalucía merece que, 38 años después, los andaluces y las andaluzas sigan defendiendo a su tierra con sacrificio y orgullo, sin tener que pedir perdón por hacerlo y sin tener que mirar al resto de españoles con envidia. Debemos avanzar en el marco de la Constitución y el Estatuto, pero con la ambición que siempre nos caracterizó en la búsqueda del bien común y en la defensa de los ciudadanos sin ningún género de discriminación”.