CSIF Andalucía rechaza la externalización de los procesos selectivos en la Autoridad Portuaria de Algeciras por vulnerar las garantías de igualdad
ACTUALIDAD | ENTIDADES PÚBLICAS ESTATALES
24 de Septiembre de 2021
  • Para la central sindical, este tipo de contrataciones supone además un “derroche de dinero público” cuando el Puerto algecireño tiene capacidad para realizar estos procedimientos con recursos propios

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas y con presencia creciente en el sector privado, ha mostrado su rechazo a la externalización de los procesos selectivos en la Autoridad Portuaria de la Bahía de Algeciras (APBA) por considerar que vulnera las garantías de igualdad que deben regir este tipo de procedimientos para el acceso al empleo público.

Así lo considera la representación de CSIF en la APBA en relación al concurso público denominado “Contratación de los servicios de reclutamiento, valoración de méritos y evaluación en competencias en los procesos de selección de la Autoridad Portuaria de la Bahía de Algeciras”, que ha sido adjudicado a una empresa de consultoría. El valor estimado del contrato ofertado en el concurso es de 323.280 euros por un plazo de dos años, aunque aún se desconoce el importe de la adjudicación a esta consultora.

La central sindical considera además que este tipo de contrataciones supone “un derroche de dinero público”, ya que el Puerto tiene capacidad para realizar dicho procedimiento con recursos propios, en lugar de privatizarlo.

CSIF explica que “el citado concurso establece que es la empresa contratada la que valora los méritos presentados por los candidatos y evalúa las competencias genéricas, con entrevistas, sin especificar cómo se puntúan” y advierte de que “los vocales de los tribunales de selección correspondientes tampoco tienen acceso a ver cómo se ha desarrollado dicha valoración”.

Asimismo, recuerda que CSIF ya tiene interpuestas demandas judiciales en varios puertos de titularidad estatal denunciando este tipo de evaluaciones de competencias genéricas, “que en la mayoría de los casos alteran la selección de los candidatos, en la que se debería priorizar los conocimientos técnicos y méritos valorando la entrevista con un apto o no apto”, concluye.