CSIF exige al Gobierno que no interrumpa el contrato con Arabia Saudí, que permite respirar a Navantia
CSIF participa en las movilizaciones de la plantilla de San Fernando (Cádiz) para que el Gobierno no impida el mayor contrato de la historia de Navantia con un país extranjero
07 de Septiembre de 2018

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas y con presencia creciente en el sector privado, muestra su indignación con el Gobierno en caso de que finalmente se cancele el contrato para la construcción de cinco corbetas para la Armada de Arabia Saudí que se había firmado en el mes de julio y que iba a significar una válvula de oxígeno para una empresa pública como Navantia: unos ingresos próximos a los 2.000 millones de euros que se iban a traducir en 6.000 empleos anuales en los astilleros hasta el año 2022.

CSIF participó hoy en la movilización de la plantilla de San Fernando, que se ha lanzado a la calle y ha cortado por espacio de una hora la autovía CA-33, a la altura del kilómetro 11, con el objetivo de mostrar nuestra absoluta disconformidad con esta nueva maniobra del Gobierno.

Nuestro sindicato alberga una esperanza para corregir esta noticia. Son muchos años de incertidumbre que parecían resolverse con el contrato con Arabia Saudí, el mayor de la historia con un país extranjero. De ahí que lo que acaba de suceder aún duela más, doble porque son muchos empleos, demasiadas historias humanas las que están en juego en regiones como Cádiz, Cartagena y Ferrol tan azotadas por el desempleo.