CSI-F insta a ADIF a reconocer su error ante la Seguridad Social
La empresa pública es acusada de defraudar 4,8 millones de euros entre 2011 y 2015 por pagar las horas extraordinarias a los trabajadores como horas de fuerza mayor entre 2011 y 2015. “Hay que depurar responsabilidades y pagar”
02 de Junio de 2017

CSI-F, junto a ANPF (Asociación Nacional de Profesionales del Ferrocarril), no entiende que ADIF pueda alegar a la Seguridad Social que le acusa de defraudar 4,8 millones de euros en concepto de cotizaciones entre 2011 y 2015 o lo que es lo mismo de abonar a los trabajadores las horas extraordinarias como horas de fuerza mayor que cotizan a la mitad. “Las actas de la Seguridad Social se basan en datos objetivos que no tienen ningún sentido que se puedan recurrir”, explica el enlace sindical que une a CSI-F con ANPF en ADIF, que insta “a no demorar en ningún caso la solución y a depurar responsabilidades. Tiene que haber alguien que ha generado esta situación”

La noticia, que fue denunciada por el diario ‘El Mundo’, detalla un fraude de 4.818.595 euros descubierto por la Seguridad Social tras una Inspección de trabajo que arranca desde el 1 de enero de 2011. La diferencia es que las horas extra cotizan a un 28,3% de retención, frente a las horas de fuerza mayor, que lo hacen a un 14%. Pero no sólo eso, sino que la noticia, acompañada por actas de liquidación, “como medio utilizado para su esclarecimiento”, demuestra que en ADIF también se llevan a cabo infracotizaciones de trabajadores, reflejados como personal de oficina cuando, en realidad, son personal de infraestructuras.

Sin embargo, la empresa explicó ayer al diario ‘Publico.es’ que están al corriente de todos los pagos” a través de un portavoz de ADIF. Una respuesta que choca frontalmente con la opinión de CSI-F. “Las actas resultan meridianamente claras. No tiene sentido ir en contra de ellas. No tiene sentido olvidar que nuestra empresa ha de ser ejemplar en este sentido y que en esta ocasión ADIF no lo ha sido”. La solución, por lo tanto, no debería esperar. “Hay que pagar a la Seguridad Social lo que se le debe y lograr que esto no vuelva a ocurrir, entre otras razones porque no son ahorros significativos que puedan arreglar las cuentas de la empresa”.