CSIF celebra el Dia Mundial de los Docentes Reclamamos inversión, acabar con los recortes y un pacto de Estado
05 de Octubre de 2016

El día 5 de octubre se celebra el Día Internacional de los docentes, así lo ha establecido la UNESCO. En ese día todoslos que nos dedicamos a esta profesión vocacional debemos sentirnos orgullosos de la tarea que hacemos a diario.

Una tarea que no es sencilla por sí misma, son muchos los alumnos y cada uno es distinto al otro, además cada etapa educativa requiere una especial atención. Tampoco recibimos la ayuda necesaria de quienes tienen la potestad de legislar.

El Gobierno Central nos ha impuesto una Ley Educativa sin contar con nosotros. Y amparándose en la crisis siguieron dictándose medidas que en nada favorecen la educación en nuestro país o en nuestra región. El Ministerio aumentó el horario lectivo del profesorado y las ratios de alumnos por aula, y cada vez parece más lejano el momento en el que podamos volver a la situación anterior a la crisis. La Consejería de Educación de Castilla-La Mancha determinó, entre otras medidas, que los docentes interinos no tuvieran contrato administrativo y no cobrarán durante los meses de verano, suprimió el apoyo tan necesario en Educación Infantil, o modificó las plazas en el Concurso General de Traslados para dar cabida al bilingüismo.

Los centros han seguido funcionando y se ha mantenido la calidad de la enseñanza porque los DOCENTES son vocacionales, y lo demuestran día a día, a pesar de que no se sienten respaldados por quienes rigen la educación en nuestro país o en nuestra Comunidad. Todavía nos falta por desarrollar esa anhelada Ley de Autoridad del Profesorado o el Estatuto Docente.

CSIF exige que desde las administraciones públicas velen por el respeto a los docentes, para ello nada mejor que pensar en ellos y contar con ellos cuando se toman decisiones que afectan a su trabajo, por eso consideramos que este 5 de octubre además de ser un día de celebración, también ha de ser de reivindicación: entre todos debemos conseguir una sociedad mejor, y para ello hay que reforzar y valorar la enseñanza pública desde todos los ámbitos.