CSIF-A reclama un cambio urgente del “restrictivo modelo de sustituciones” en la Enseñanza Pública andaluza
Fundamental para la calidad de la Educación andaluza
12 de Septiembre de 2016

CSIF Andalucía, primera fuerza sindical del Sector Público andaluz y primer sindicato en la Enseñanza Pública andaluza, considera imprescindible un cambio urgente del modelo de sustituciones en la Enseñanza andaluza, que actualmente considera “restrictivo”, e indica que debe hacerse mediante “la negociación en el seno de la Mesa Sectorial”.

Según el presidente del Sector de Educación de CSIF-A, Francisco Hidalgo, “el actual modelo es restrictivo al asignar un cupo determinado de horas a cada centro educativo, que a todas luces es insuficiente como se ha demostrado en los últimos años. Además, bajo el paraguas de la autonomía de los centros, responsabiliza de este tema a las direcciones de los centros, que se ven en la obligación de priorizar las bajas a cubrir para que el cupo les llegue al final de curso”.

Para el Sector de Educación de CSIF-A, la cobertura del 100% de la bajas con efectivos externos al centro es “imprescindible, porque es un factor de calidad y lo exige el derecho del alumnado a recibir el 100% de las horas que legalmente corresponden a cada asignatura o materia”.

Tanto la normativa nacional, que no permite la cobertura de bajas inferiores a 10 días lectivos, como el la normativa andaluza de cupos está siendo “un lastre para la mejora de la educación”, a juicio de Francisco Hidalgo. “Las bajas que no se cubren en los centros de infantil y primaria tienen estos que gestionarlas con personal del centro, debiendo dejar otras funciones de apoyo, atención a la diversidad… sin atender. En Secundaria es el profesorado de guardia el que tiene que atender a los grupos sin profesor, cuestión complicada dada la especialización de esta etapa y el aumento —este curso más— de la ratio grupo de alumnos/profesor para las guardias”.

Por ello, además de solicitar formalmente la convocatoria de la Mesa Sectorial de Educación, CSIF-A trasladará esta cuestión a los grupos parlamentarios andaluces, “para que se impliquen en una cuestión de tanta importancia para la atención del derecho a la educación y para la mejora de nuestro sistema educativo, que debe ser el objetivo de todos”, concluye Hidalgo.