CSI.F EDUCACIÓN CRITICA QUE LOS POLÍTICOS UTILICEN A LOS DOCENTES Y AL ALUMNADO EN SUS LUCHAS POLÍTICAS SIN AVANZAR EN LA MEJORA DEL SISTEMA EDUCATIVO
15 de Mayo de 2016

Los docentes españoles indignados ante el desastre organizativo de las pruebas de 6º de Primaria y la intención de algunas comunidades de responsabilizar su realización a los equipos directivos

La prueba de 6º de Primaria que se ha aplicado en algunas comunidades durante estas fechas ha sido bastante desigual, pues el Ministerio de Educación no ha tomado el liderazgo que se le supone para regularla de manera coherente y acorde a las posibilidades de las Comunidades Autónomas.

Que el pasado 13 de mayo algunas comunidades manifestaran intención de dar instrucciones a los centros educativos para que sean ellos los que decidan si hacen o no la prueba y el consiguiente anuncio del Ministerio amenazando de insumisión a los que no hagan la misma, indigna a todos los docentes al sentirse rehenes de unos políticos incapaces y que tan solo piensan en la campaña electoral que tenemos encima.

No es admisible que los gobernantes hagan dejación de funciones y trasladen la responsabilidad a los equipos directivos y al profesorado. Si quieren ser insumisos o incumplir la normativa vigente que lo hagan bajo su responsabilidad. CSI•F exige que las medidas que se vayan a adoptar en lo referente a las pruebas de sexto en concreto, y a cualquier otra cuestión en general, se trasladen a los centros educativos mediante el conveniente formato normativo, con la suficiente precisión para que no haya lugar a dudas y en ningún caso se sitúe a los docentes en situaciones de inseguridad jurídica.

Desde CSI.F Educación hemos manifestado que estamos de acuerdo con pruebas externas de diagnóstico al final de etapa, pero nunca de titulación. Las pruebas deben servir para detectar los problemas existentes en nuestros centros y corregirlos a partir de la opinión de los docentes: apoyos, desdobles, reducción de ratios, personal docente especializado y programas específicos para mejora de la educación, en definitiva, para invertir en la mejora de los centros. No pueden servir para hacer listas de centros, docentes y alumnado bueno y malo, máxime cuando dejamos de lado factores tan importantes como el contexto en el que se ubica el centro o las caracterizaras particulares del alumnado. CSIF insiste en que estas pruebas han de llevarse a cabo por funcionarios de la enseñanza pública, retribuidos convenientemente por hacer esta tarea, que incrementa de nuevo la burocracia diaria.

Por todo ello, no consideramos que la realización de estas pruebas dentro de la actual coyuntura de recortes que se mantienen (y no existe en la actualidad ninguna intención de revertirla), sea conveniente y justa para nuestro alumnado.

Desde CSI.F hemos estado alertando desde el 20 de diciembre de la necesidad de trabajar en medidas pragmáticas, dado el período en funciones del Gobierno: derogar desde el parlamento constituido los Reales Decretos de recorte educativo (ratios, horario lectivo y sustitución de profesores) y formar una comisión parlamentaria que trabaje en trazar los puntos básicos para la consecución de un Pacto de Estado. Pues bien, se han dedicado a anunciar medidas imposibles y a seguir en período de formación de Gobierno en su campaña electoral, que ha acabado, como no podía ser de otra manera, en otras elecciones.

Y después de no haber tenido nunca en cuenta ni a los docentes, ni al alumnado, ni a sus familias, siguen ahora utilizándolos para sus fines totalmente partidistas, ajenos a los problemas de nuestro Sistema Educativo.

Los docentes como funcionarios públicos deben cumplir la ley. La regulación de la misma debe escribirse de forma clara por las administraciones educativas. Por tanto CSI.F reitera su exigencia de que toda instrucción y regulación de las mismas esté detallada de manera precisa y sin dejar lugar a ninguna interpretación legal por parte de los equipos directivos. Insistimos en que la obligación es de las administraciones y no pueden delegar sus responsabilidades en los docentes.

CSI.F defenderá a todos los docentes y se pone a su disposición para darles el respaldo y asesoramiento jurídico que precisen. Recomendamos que si algún docente tiene dudas legales, siempre actúe de acuerdo a las instrucciones escritas recibidas por parte de la Administración y, si es preciso, que pida aclaraciones por escrito de manera concisa.

Por último, CSI•F hace un llamamiento a los dirigentes políticos para que trabajen en pro del consenso educativo, dando seguridad y coherencia a las actuaciones educativas y eviten estas situaciones de incertidumbre, inseguridad y tensión a que se está sometiendo a la Comunidad educativa y a la sociedad. CSI•F tiene el firme compromiso de seguir trabajando por un Pacto de Estado y por una educación de calidad. Los docentes están hartos de que la Educación sea utilizada como arma política. CSIF, como sindicato independiente y profesional, seguirá abogando por un Pacto de Estado por la Educación y un Estatuto Docente que estabilicen tanto el sistema educativo como las condiciones laborales del profesorado.

Porque nuestra sociedad lo merece.

CSI.F EDUCACIÓN