Aprobada la convocatoria de 1.231 plazas de maestros de Infantil y Primaria, profesores de Secundaria e inspectores
11 de Marzo de 2015

La oferta de empleo público se ajusta a la tasa límite de reposición del 50% de las vacantes impuesta por el Gobierno de España

Martes, 10 de marzo de 2015

El Consejo de Gobierno ha aprobado la convocatoria de 1.231 plazas de maestros de Infantil y Primaria, profesores de Secundaria e inspectores de Educación para 2015. La oferta de empleo aplica por tercer año consecutivo la tasa límite de reposición de vacantes impuesta por el Gobierno de España, que en esta ocasión se ha fijado en el 50%.

Del total de puestos, 1.000 son para el Cuerpo de Maestros. Se distribuyen entre las especialidades de Lengua Extranjera-Inglés (300), Pedagogía Terapéutica (200), Lengua Extrajera-Francés (100), Audición y Lenguaje (100), Primaria (100), Infantil (100), Música (50) y Educación Física (50). La oferta, que reserva el 7% de las plazas para personas con grado de discapacidad igual o superior al 33%, se completa con 177 para el cuerpo de profesores de Enseñanza Secundaria y 54 para el de inspectores de Educación.

El concurso oposición comenzará a finales del próximo mes de junio para las plazas de maestros e inspectores. Las de profesores de Secundaria se reservan para añadirlas a la convocatoria de 2016 (como regla general, la Junta convoca en años alternos las oposiciones para Infantil y Primaria y para Secundaria).

En la fase de oposición se realizarán dos pruebas de carácter eliminatorio y se tendrán en cuenta los conocimientos específicos de la especialidad, la aptitud pedagógica y el dominio de las técnicas para el ejercicio docente.

La primera de estas pruebas constará de dos partes que serán valoradas conjuntamente: una práctica para comprobar la formación científica y el dominio de habilidades técnicas del candidato y otra teórica consistente en el desarrollo escrito de un tema elegido por el aspirante, de entre varios propuestos al azar por el tribunal.

La segunda prueba, centrada en la aptitud pedagógica y el dominio de las técnicas del ejercicio docente, consistirá en la presentación y defensa de una programación didáctica y en la preparación y exposición oral de una unidad. Cada una de las dos pruebas deberá ser superada por el aspirante con una puntuación igual o superior a cinco puntos sobre diez.

Por último, la fase de oposición representará dos tercios de la calificación final. Por su parte, en la fase de concurso se valorarán los méritos de los aspirantes en cuanto a su formación académica y experiencia docente previa.

Rechazo a los recortes

Respecto a la restricción del 50 por ciento máximo de reposición de efectivos, tanto la Junta como las organizaciones sindicales mayoritarias en la Mesa Sectorial de Educación reiteran que las medidas impuestas por el Gobierno de España suponen un serio obstáculo para mantener el empleo público y garantizar la calidad de la enseñanza en el sistema educativo. Aunque la imposición estatal se ha suavizado respecto al 10 por ciento de los dos años anteriores, su aplicación en la oferta para 2015 aprobada hoy supone que sólo puedan sacarse cinco plazas a concurso por cada diez jubilaciones.