CSIF Andalucía denuncia la frustración del profesorado andaluz tras el concurso de traslados
23 de Mayo de 2014

Sólo el 18% de los participantes consigue el destino deseado, frente a los 22.381 que permanecen en su destino, generando multitud de situaciones personales y profesionales desalentadoras para las familias y los docentes

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios, CSIF, de Andalucía denuncia la frustración del profesorado andaluz tras la resolución del concurso de traslados del personal docente publicado por la Consejería de Educación, Cultura y Deporte de la Junta de Andalucía.

Para Francisco Hidalgo, presidente del Sector de Enseñanza de CSIF-A, “la palabra que mejor define las sensaciones del profesorado tras el concurso es frustración. El concurso de traslados lleva camino de convertirse en un proceso administrativo nominal que en absoluto responde a los objetivos con los que fue creado, dada la escasa incidencia que tiene sobre las expectativas docentes de movilidad laboral.

En este sentido, para el Sector de Enseñanza de CSIF-A, los números son tozudos y contundentes. Según el análisis realizado por el sindicato mayoritario de la enseñanza pública andaluza, tras la publicación de resolución definitiva del concurso de traslados docente, han sido 27.415 los docentes participantes, 14.339 maestros y 13.076 profesores, lo que supone que “uno de cada tres funcionarios docentes han participado en el concurso, evidenciando la trascendencia del mismo”, asegura Hidalgo.

Los resultados globales ponen números a esta desolación, ya que solo 5.034 docentes (el 18% de los participantes) han logrado cambiar de destino, frente al 82% que deberá permanecer en su destino un curso más. En definitiva, 22.381 maestros y profesores que han visto frustradas sus expectativas profesionales o familiares.

“A esta situación frustrante y desoladora para el profesorado se suma -recuerda Hidalgo- la denuncia realizada por CSIF-A el pasado 25 de abril, asegurando que al menos 871 plazas de los diferentes cuerpos docentes andaluces han desaparecido del concurso de traslados y no se han adjudicado, causando un grave perjuicio a los maestros y profesores andaluces” y “uniéndose a la denuncia ya realizada por esta Central Sindical de que la Consejería de Educación no convocó todas las vacantes existentes dotadas presupuestariamente y que actualmente no tienen titular”.

Para el Sector de Enseñanza, estos hechos son un nuevo golpe contra los derechos laborales del profesorado que durante los últimos años vienen sufriendo recortes salariales y de plantillas, penalizaciones por estar enfermo, desaparición de la acción social, aumentos de jornada... Para CSIF-A es “incomprensible que la Consejería recorte hasta en lo que no cuesta dinero”.

Para paliar parte de los efectos de este frustrante concurso de traslados, Francisco Hidalgo plantea la necesidad de poner en marcha inmediatamente el denominado “concursillo en Andalucía, como en otras comunidades autónomas. El concursillo es un procedimiento mediante el que los funcionarios docentes que no han obtenido el destino deseado puedan participar en la colocación anual de efectivos y así acceder a un puesto provisional más cercano”

Ante este situación, Hidalgo considera que “la Consejería de Educación tiene una deuda moral y administrativa con los miles de funcionarios docentes afectados, que podría subsanar, en parte, con el concursillo. Además, en estos momentos existen razones adicionales que hacen más viable esta propuesta, entre ellas el gran consenso de las organizaciones sindicales de la Mesa Sectorial que en otros tiempos no se daba”.

Ver Galería
Ficheros Adjuntos: