CSI-F Andalucía reclama a la Consejería de Educación seriedad y coherencia tras la filtración de las pruebas de diagnóstico
06 de Mayo de 2013

Para Francisco Hidalgo, presidente del Sector de Enseñanza de CSI•F Andalucía,
“llevar a cabo estas pruebas es una irracionalidad porque no se cumplirán los objetivos previstos por la propia Consejería de Educación”

Sevilla, 6 de mayo de 2013

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios, CSIF, de Andalucía reclama, tras la publicación en Internet de los ejercicios de diagnóstico para Cuarto de Primaria y Segundo de ESO,que la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía demuestre coherencia y seriedad ante un hecho de tanta gravedad.

Tras la filtración de los ejercicios de Matemáticas para Cuarto de Primaria y de Lengua para Segundo de ESO y sin entrar en el supuesto origen de las filtraciones y sus motivaciones, el sindicato mayoritario de la Enseñanza Pública de Andalucía exige a la Consejería de Educación la anulación inmediata de estas pruebas.

Para Francisco Hidalgo, presidente del Sector de Enseñanza de CSIF Andalucía, “llevar a cabo esta farsa pone en entredicho la seriedad y coherencia de la Consejería de Educación, precisamente cuando la Administración Educativa debe ser garante y ejemplo para la comunidad educativa”.

En este sentido, “no está de más -asegura Hidalgo- recordar que la evaluación de diagnóstico nace con la doble finalidad de ayudar a los centros educativos a mejorar sus prácticas docentes y el rendimiento del alumnado, así como facilitar a la Administración educativa información relevante para orientar la política educativa”. En este contexto, “es una irracionalidad seguir adelante con un proceso viciado que ocupará tres mañanas a los alumnos afectados y no servirá para ninguno de los objetivos que justifican su creación”, argumenta.

Además, esta falta de seriedad de la Consejería de Educación, al empeñarse en seguir adelante con un proceso claramente invalidado por las filtraciones de los contenidos de las Pruebas de Diagnóstico, resulta lamentable e irónica cuando leemos en la orden que pone en marcha las mismas: “Como es lógico, antes de finalizar las pruebas, se hace imprescindible establecer los mecanismos necesarios para mantener la confidencialidad de las mismas, por razones de objetividad, rigor e igualdad por parte del alumnado y fiabilidad de los resultados. Por no hablar -asegura Hidalgo- del ejemplo que damos a los propios alumnos de estos niveles educativos, obligados a participar en un proceso vano y sin fundamento”.

Junto a la petición de retirada de la presente edición de las Pruebas de Diagnóstico a la Consejería de Educación, por “honestidad, coherencia, asumiendo lo ocurrido y tomando nota para futuras ocasiones”, CSIF Andalucía reclama una profunda reflexión sobre las Pruebas de Diagnóstico en su conjunto, analizando su incidencia en la mejora de la calidad educativa.

CSIF ENSEÑANZA ANDALUCÍA