CSI-F Andalucía considera que la CEAPA tergiversa la realidad con el tema de los deberes escolares
25 de Enero de 2013

Una encuesta de CSI-F Andalucía ofrece una visión muy diferente a la argumentada por la CEAPA para “criminalizar” los deberes escolares, obviando su contribución al desarrollo de valores como el esfuerzo y a la mejora académica de los alumnos

Sevilla, 25 de enero de 2013

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios, CSI-F, de Andalucía considera que la Confederación Española de Padres y Madres de Alumnos (CEAPA) tergiversa parte de la realidad sobre la conveniencia o no de los deberes escolares en los colegios, buscando sólo sus intereses y obviando parte de la compleja situación existente.

En este sentido, el presidente del Sector de Enseñanza de CSI-F Andalucía, sindicato mayoritario de la enseñanza pública andaluza, Francisco Hidalgo, asegura que “es un simplismo penoso achacar a los deberes escolares la enorme culpa del fracaso de un sistema acuciado por muchos males estructurales y de recursos”. Hidalgo recuerda la encuesta que CSI-F Andalucía realizó a finales del curso pasado entre el profesorado andaluz, cuando la CEAPA volvió a plantear esta polémica espoleada por la controversia surgida en Francia por los deberes escolares, utilizando argumentos similares a los esgrimidos ahora, para achacar a los deberes escolares responsabilidades excesivas y falsas en el fracaso escolar.

“Los deberes contribuyen a inculcar el valor del esfuerzo y posibilitan la mejora académica del alumno”, argumenta Francisco Hidalgo, que recuerda que en la citada consulta, el profesorado aseguró mayoritariamente, más de un 95% de las 1.051 encuestas recibidas, que las tareas para la casa son un aliado fundamental para conseguir desarrollar e integrar el valor del esfuerzo entre nuestros escolares y estudiantes. Por tanto, “si los padres dejan sin valor las tareas escolares y las menosprecian contribuyen, un poco más, a desmotivar a sus propios hijos y, de paso, a los profesores, que falta les hace”.

Otra cuestión significativa que quedó clara frente a lo que asegura la CEAPA, se refiere al apoyo de los propios padres a los deberes. De este modo, los docentes andaluces aseguran en un 88% que los padres aprueban los deberes, frente al 12% que los rechazan. Además, a la pregunta, “¿Son los propios padres quienes te piden que les pongas deberes a sus hijos?”, afirman en un 61% que los progenitores reclaman las tareas para la casa.

Otro motivo de controversia en torno a los deberes eran las desigualdades que pueden generarse entre los alumnos, según tengan ayuda o no de sus padres para realizar estas tareas. Por eso, nuestra encuesta preguntó a los maestros y profesores andaluces: “¿Las tareas están diseñadas para ser realizadas por los alumnos sin ayuda de sus padres?” Una cuestión que fue respondida afirmativamente por el 87,5 % del profesorado. Se demuestra que los deberes se mandan sobre materia dada y explicada suficientemente, de modo que no deben causar tensiones familiares. Además, los propios docentes afirman, en un 71%, que los deberes no contribuyen a aumentar las desigualdades entre alumnos que reciben ayuda de su familia y los que no disponen en el ámbito familiar de este apoyo.

La encuesta del Sector de Enseñanza de CSIF Andalucía también se interesó por el tiempo que dedican los escolares a la realización de estas tareas en casa. Por eso, se preguntó a los docentes por el tiempo que consideran idóneo para la realización de los deberes en casa, afirmando en un 59% que debería ser de una hora, un 20% media hora y dos horas un 18%.

“Queda claro -concluye Francisco Hidalgo, presidente del Sector de Enseñanza de CSI-F Andalucía- que los deberes escolares, justamente dimensionados y diseñados para los objetivos que se persiguen, “siguen teniendo su encaje en el aprendizaje y lejos de criminalizarlos injustamente y menospreciarlos, los progenitores deberían apoyarlos”.