Los recortes provocan que los docentes andaluces se nieguen a hacer actividades extraescolares y viajes de estudios
03 de Octubre de 2012

Para Francisco Hidalgo, presidente del Sector de Enseñanza de CSI-F Andalucía, “son los daños colaterales de unos ataques indiscriminados y tremendamente lesivos para las condiciones laborales del profesorado”

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios, CSI-F, en Andalucía denuncia que los recortes ejecutados por los diferentes gobiernos en Educación provocan que

los docentes andaluces se nieguen a hacer actividades extraescolares y viajes de estudios.

A finales del curso pasado, tras conocerse el nuevo ataque a las condiciones laborales y profesionales de los docentes que supuso la aprobación del tristemente famoso Real Decreto 20/2012, el Sector de Enseñanza de CSI-F Andalucía, pidió a los maestros y docentes andaluces una respuesta contundente, dentro de la legalidad, “para que valoren tu trabajo” y bajo el nítido lema de “Rebélate”.

En este documento, CSI-F, como sindicato mayoritaria de la enseñanza pública en Andalucía, sugería a los docentes, entre otras posibilidades, dejar de realizar actividades extraescolares que no estén incluidas en el Plan de Centro y no proponer la inclusión de ninguna más, la no participación, individual y colectiva, en planes y programas, no acudir a actividades de formación, no planificar y llevar a cabo viajes de estudios y no permanecer en el centro ni un minuto más de los establecido en el horario laboral.

Desde mediados de septiembre, CSI-F Andalucía a través de su página web ha llevado a cabo una “encuesta express”, contestada por 821 docentes andaluces, sobre las sugerencias que se hacían en el citado documento. La respuesta del profesorado ante el ataque a los empleados públicos ha sido contundente. Así, a la pregunta, ¿en tu centro se han reducido o eliminado las actividades extraescolares y salidas?, el 56´51% del profesorado contesta afirmativamente, mientras que el 39% asegura que en su centro no se han reducido o eliminado estas actividades que suponen un plus para la enseñanza, para la convivencia y para la calidad educativa.

En esta misma línea, al interrogante, ¿estás dispuesto a participar de forma voluntaria en programas y planes?, el profesorado andaluz se decanta, en un 64% por el no, y sólo el 34% afirma que seguirá participando en programas y planes impulsados desde la Consejería de Educación.

La tercera cuestión de la encuesta se refiere a la formación y la participación voluntaria del profesorado. La respuesta ha sido igualmente clarificadora y contundente, el 60% se niega a llevar a cabo esta formación y el 40% piensa que seguirá acudiendo de forma voluntaria a estos cursos.

Un tema tan sensible y tan particularmente exigente para el profesorado como los denominados “viajes de estudios”, recibe del profesorado una negativa mayoritaria. En concreto, más del 84% del mismo no está dispuesto a ir de viaje de estudios, frente a un 14% que lo seguirá haciendo.

Finalmente, la última cuestión se refiere a la disposición del profesorado a permanecer en el centro más tiempo del establecido en su horario laboral, una circunstancia bastante frecuente en colegios e institutos. El profesorado contesta también de forma contundente, siendo el 88% los docentes que no piensan permanecer “ni un minuto más” del establecido y sólo el 9% aseguran que sí lo harán.

Para Francisco Hidalgo, presidente del sector de enseñanza de CSI-F Andalucía, “estos son los daños colaterales de unos ataques indiscriminados y tremendamente lesivos para las condiciones laborales y profesionales del profesorado”. Al tiempo, que espera que la Administración Educativa “reflexione y modifique esta política de ataque y desprestigio a los empleados públicos”.

Ver Galería