El curso 2012/13, marcado por menos recursos, mayores exigencias y sangrantes recortes al profesorado, según un estudio de CSI-F Andalucía
18 de Septiembre de 2012

Plantillas incompletas, ratios que suben, malestar por la subida del IVA y la polémica generada por prohibición de comprar material curricular auxiliar no contemplado en el cheque libro marcan el arranque del nuevo curso

Sevilla, 17 de septiembre de 2012

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios, CSI-F, en Andalucía destaca, como puntos fundamentalmente graves dentro del inicio del curso escolar, la escasez de recursos, el incremento de las exigencias a padres, alumnos y profesores, y los sangrantes recortes que sigue sufriendo el cuerpo de docentes, según un estudio realizado por el Sector de Enseñanza de CSI-F Andalucía.

Cuestionados casi 300 centros, 205 de Primaria y 91 de Secundaria, la encuesta de principio de curso arroja un primer dato llamativo, aunque lamentablemente habitual. En prácticamente el 50% de los centros no estaba la plantilla completa en el inicio del curso escolar 2012/2013. Queda patente que la falta de planificación y organización es una de los males endémicos de cada comienzo de curso. Por otra parte, según los equipos directivos de los centros, durante el verano sólo ha habido obras en el 25% de los centros, de las que el 50 por ciento no se habían terminado al iniciar el curso. Respecto al mobiliario, los datos de la consulta establecen en su estado es “bueno” en el 60% de los caso, frente al 35% que es “regular” y sólo el 5% que asegura que este material está realmente “mal”. Por otra parte, los equipos directivos de los centros aseguran en un 45% que las dotaciones de material previstas no han llegado a principios de curso, frente al 55 por ciento que manifiesta que este material si ha llegado.

En cuanto a las ratios, el 90% de los centros asegura que están dentro de los márgenes que establece la legalidad, frente al 10% que afirma que exceden a la norma, mientras casi el 60% de los centros consultados asegura que las ratios han subido respecto al curso pasado. Otro tema interesante, dada su actualidad y debate entre la comunidad educativa, es la compra de material curricular auxiliar no contemplado en el cheque libro, un material sobre el que la Consejería de Educación ha dado órdenes explícitas para que los centros no lo exijan a los alumnos dada la precariedad económica de muchas familias. Pues bien, esta situación ha generado polémica en casi el 63% de los claustros de Primaria, una muestra inequívoca de la repercusión que la medida tendrá sobre la labor docente y la calidad de la enseñanza. Además, los inspectores de Educación han recibido la orden de la Consejería de Educación para que vigilen que esta norma se cumpla de forma estricta.

Por otra parte, sobre la situación de los libros de texto que las tutorías “heredan” del curso anterior, en Primaria casi la mitad de los centros dice que estos libros están en un estado “regular” frente a los que aseguran, la otra mitad, que están en buen estado. En Secundaria, hay que recordar que la Consejería de Educación ha decidido aplazar la renovación de los libros de texto de 4º de la ESO, que correspondía precisamente este curso.

Por todo ello, Francisco Hidalgo, presidente del sector de Enseñanza de CSI-F Andalucía, sindicato mayoritario de la enseñanza pública en Andalucía, concluye que “tenemos ante nosotros un curso complicado para el profesorado y para la comunidad educativa, en general, marcado por menos recursos, mayores exigencias y donde se concretarán recortes especialmente injustos y sangrantes para el profesorado, como la nueva regulación de las bajas por enfermedad que merman su sueldo por estar enfermo”. Medidas, asegura Hidalgo, “que nos llevan a pensar que lo que creíamos eran derechos laborales del profesorado eran sólo concesiones temporales”.