CSIF cree nefasta la gestión de Salud Responde, que funciona bajo mínimos pese a la gran demanda por necesidades de la Covid
ACTUALIDAD | EMPRESA PRIVADA
16 de Diciembre de 2021
  • El sindicato critica que ayer, cuando comenzaba en Andalucía la vacunación infantil contra el Sars CoV-2, este servicio esencial se encontraba al 30% de su capacidad
  • Destaca que los trabajadores y trabajadoras son los que, con su responsabilidad y entrega, suplen la falta de organización y escasez de recursos para atender a la ciudadanía

La sección sindical de CSIF en Salud Responde ha ofrecido esta mañana una rueda de prensa en Jaén para poner de manifiesto la situación “inaguantable” de los trabajadores y trabajadoras de Salud Responde y ha denunciado “la falta de profesionalidad y de respeto hacia la ciudadanía” por parte de la empresa concesionaria de este servicio hasta final de año (Ilunion), fecha a partir de la cual se hará cargo de la gestión una nueva compañía. Según la central sindical, la organización está siendo “nefasta” y este servicio esencial funciona bajo mínimos pese a la gran demanda derivada de las necesidades de la pandemia de la Covid-19 en la actualidad.

El delegado de CSIF y presidente del comité de empresa, Carlos Abellán, ha explicado que cuando estamos a niveles de incidencia de agosto, la sala de Salud Responde se encontraba a día de ayer, 15 de diciembre y primer día de vacunación Covid infantil, al 30% de su capacidad. “No podemos entender que la Junta de Andalucía se haya gastado casi un millón de euros en adecuar las instalaciones y que Ilunion sea capaz de tener en sala únicamente a 45 trabajadores de los 139 que pueden trabajar en sala. Es más, en agosto, cuando se podía teletrabajar, había contratados 199 para hacer frente a la situación en alza de la incidencia covid”, ha lamentado.

En relación a la organización de recursos humanos, CSIF critica que hoy, 16 de diciembre, hay 138 empleados en sala, si bien 42 de ellos están a media jornada y 30 fueron llamados ayer por la tarde para que hoy fueran a trabajar, impidiendo así cualquier tipo de conciliación familiar. Sin embargo, la responsabilidad de los trabajadores de Salud Responde en esta pandemia está por encima de su nula gestión, según defiende la organización sindical.

“Volvemos a denunciar que nos tienen bajo el convenio de telemarketing, para ellos eso es Salud Responde, un call center. Sin embargo, y parece que no lo quieren ver, somos un servicio público”, defiende Abellán, quien afirma que hay compañeros ya formados que llevan meses esperando en bolsa, otros que los llaman y no les dan ningún tipo de formación, otros que tienen doce años de antigüedad y tienen contratos de ocho horas semanales, otros que por errores administrativos no se han dado de alta en la Seguridad Social y que han perdido ayudas por la malísima actuación de Ilunion y así podemos seguir...”, manifiesta el representante sindical.

Por otro lado, Abellán hace un llamamiento a la ciudadanía ya que: “Entendemos su frustración cuando cogemos su llamada tras una larga espera, pero pedimos su comprensión. Trabajamos con la máxima responsabilidad, pero nosotros no podemos hacer más. De hecho la empresa nos da instrucciones de no empatizar con los usuarios o cortar la llamadas si se alarga, pero la mayoría de los usuarios son mayores y no podemos deshumanizar el teléfono de Salud Responde a expensas de que quizá ese trabajador no sea llamado para el mes siguiente o no se amplíe su contrato”.

Desde CSIF se reitera la necesidad de gestionar este servicio de forma pública, aunque ya está publicado oficialmente que la empresa SSG se hará cargo de este servicio y le tomará el relevo a Ilunion.