Vigilantes de seguridad del aeropuerto de Málaga convocan protestas indefinidas desde el 8 de julio contra la precariedad y los incumplimientos laborales
EMPRESA PRIVADA
29 de Junio de 2021

El comité de empresa de Grupo Sureste llama a la plantilla a movilizarse cada jueves y viernes, de 10 a 12, para reivindicar que se respeten los derechos adquiridos recogidos en el pliego, los pluses que marca el convenio, la conciliación de la vida familiar y laboral y el plan de igualdad, entre otros

El comité de empresa de Grupo Sureste, la empresa que gestiona el servicio de seguridad privada en el Aeropuerto de Málaga, ha convocado protestas cada jueves y viernes, de forma indefinida, a partir del próximo 8 de julio contra la creciente precariedad laboral que soportan los trabajadores y los continuos incumplimientos laborales.

Esta concentraciones semanales tendrán lugar de 10 a 12 horas en la zona de salidas de la terminal 3, y con ellas, el comité de empresa –integrado por CSIF, AUJE, AVAM, CCOO, SINAI, UGT y USO- exige a Grupo Sureste que respete los derechos laborales adquiridos recogidos en el pliego de la adjudicación, así como los pluses que marca el convenio colectivo y el derecho a la conciliación familiar.

CSIF recuerda que desde que esta empresa se hiciera cargo del servicio, en diciembre de 2020, se han sucedido los impagos a la plantilla de diversos pluses y complementos, incluso de algunas nóminas a principios de año.

Pese a que se trata de complementos y pluses acordados en Sercla y/o recogidos en el convenio colectivo de empresas de seguridad privada, al que está adscrita la plantilla, Grupo Sureste no los reconoce en su totalidad. Es el caso del plus radioscopia, al que la empresa aplica un límite de horas al mes por el encima del cual ha dejado de abonarlo, pese a tratarse de jornada trabajada.

La empresa también ha dejado de abonar algunos pluses durante período vacacional y de descanso, así como durante el tiempo dedicado a la representación de los trabajadores, penalizando económicamente la actividad sindical en la empresa.

En total, según estima CSIF, cada trabajador afectado ha dejado de percibir entre 150 y 300 euros al mes por el conjunto de complementos no reconocidos.

Por otra parte, actualmente alrededor de una treintena de trabajadores siguen afectados por el ERTE de Grupo Sureste, lo que supone el 10% de la plantilla, conformada por 307 empleados. Sin embargo, la actividad en el Aeropuerto de Málaga se ha reanudado casi por completo y los servicios a cubrir en el conjunto de puestos de trabajo y para alcanzar la paridad requieren que la plantilla esté incorporada al 100%. A este respecto, CSIF denuncia que se están produciendo descubiertos que la empresa pretende atajar con la realización de horas extraordinarias y la alteración continua de los cuadrantes de trabajo.

Además, debido a esta falta de personal, los responsables de Grupo Sureste en el aeropuerto de Málaga alteran continuamente los cuadrantes de trabajo, sin previo aviso ni justificación, para disponer de los trabajadores a su antojo. CSIF denuncia que se vulnera de esta forma el derecho a la conciliación de la vida laboral y familiar de la plantilla de seguridad, precisamente en un sector en el que predomina el trabajo a turnos y con jornadas diversas. Esta central sindical recuerda que para los trabajadores es fundamental disponer de un cuadrante de trabajo para planificar en el ámbito familiar, algo imposible si se modifica a diario y sin el aviso preceptivo que indica la legislación vigente.

Esta situación ha provocado cuadros de ansiedad y estrés a muchos trabajadores, sobrepasados por el exceso de carga y la nula conciliación, registrándose actualmente una treintena de bajas laborales por este motivo entre la plantilla.

CSIF también denuncia que la empresa sigue poniendo trabas a la negociación de un plan de igualdad, pese a las reiteradas peticiones por parte del comité de empresa y de la obligatoriedad legal de contar con uno, según se recoge en la Ley Orgánica 3/2007, de 22 de marzo, para la igualdad efectiva de mujeres y hombres, y posteriormente en los Reales Decretos 901/2020 y 902/2020.

El comité de empresa comunicó hace meses todos estos incumplimientos, que vulneran el pliego de condiciones de AENA, a los responsables de Grupo Sureste sin que hasta la fecha hayan adoptado medidas para solventarlo. Ante la situación de indefensión en la que se encuentra la plantilla y la falta de actuaciones por parte de la empresa, el comité ha acordado un calendario de protestas, respaldado por todas las organizaciones sindicales con representación, que se iniciará el próximo 8 de julio, y con el que exigen soluciones a la creciente precariedad.

Las concentraciones convocadas, que tendrán lugar cada jueves y viernes de forma indefinida, podrían sucederse también en el conjunto de aeropuertos del país cuyos servicios de seguridad gestiona Grupo Sureste (Valencia, Girona-Costa Brava, Reus, Zaragoza y Granada).