CSIF lamenta la muerte del vigilante de seguridad fallecido en un accidente laboral en Alcalá de Guadaíra y reclama más protección para los trabajadores
ACTUALIDAD | RIESGOS LABORALES
09 de Noviembre de 2020
  • La víctima, empleado del Grupo Eulen, sufrió un fuerte impacto tras caerle encima una cancela del parking y falleció dos días después por la gravedad de las heridas
  • El sindicato ha puesto su asesoría jurídica a disposición de la familia y reclama que se adopten las medidas necesarias para evitar más muertes en el trabajo

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios en Sevilla, sindicato más representativo en las administraciones públicas y con presencia creciente en el sector privado, ha lamentado profundamente la muerte por accidente laboral de un trabajador de 40 años en Alcalá de Guadaíra, localidad sevillana donde trabajaba como vigilante de seguridad de Leroy Merlin.

El suceso se produjo la noche del pasado martes 3 de noviembre cuando el trabajador, empleado del Grupo Eulen, sufrió un fuerte impacto tras caerle encima una de las cancelas del aparcamiento del establecimiento cuando la estaba cerrando de forma manual tras una avería de la misma. El hombre falleció por la gravedad de sus heridas días después, el pasado viernes 6, en el Hospital Universitario Virgen del Rocío. El accidente se encuentra actualmente bajo investigación.

CSIF ha mostrado todo su apoyo a la familia del fallecido, afiliado del sindicato desde hace algunos años, y ha puesto la asesoría jurídica de la Central Sindical a su disposición para todas aquellas acciones que considere oportunas llevar a cabo.

Del mismo modo, CSIF ha reclamado que la Administración adopte las medidas necesarias para un estricto cumplimiento por parte de los empresarios de las medidas de Seguridad y Salud, así como para promover la estabilidad laboral y dotar de una mayor protección a los trabajadores.