CSIF, exige al gobierno que establezca medidas laborales y sociales excepcionales.
Declaración de situación de Fuerza Mayor temporal, declaración de situación de riesgo grave e inminente y reforzar las plantillas de ITSS, SEPE y Consejerías laborales de las CCAA’s.
16 de Marzo de 2020

CSIF, entiende que los dos Decretos efectuados por el Gobierno en la situación de crisis provocada por el Coronavirus COVID-19. RD Ley 6/2020 y Real Decreto 463/2020, deben inmediatamente completarse con medidas laborales y sociales excepcionales, dentro del Estado de Alarma declarado.

En esta circunstancia sobrevenida, urge clarificar distintos puntos, entre ellos encuadramiento de la institución de “fuerza mayor temporal” dentro de la situación de Alarma. La institución de fuerza mayor se singulariza porque consiste en un acaecimiento externo al círculo de empresa, independiente de la voluntad del empresario, no exige la concurrencia de otra causa adicional, como que la empresa se encuentre en situación de crisis, no precisándose conocer la situación próspera o adversa de la empresa. la fuerza mayor temporal como causa de suspensión de los contratos de trabajo, exige un requisito de procedimiento, consistente en que la misma debe ser previamente constatada por la autoridad laboral en expediente de regulación de empleo, cualquiera que sea el número de trabajadores afectados, para lo que inevitablemente se precisará un reforzamiento de las plantillas inmediato.

A su vez, se debe regular de manera inmediata que el SEPE autorice de manera obligatoria que el tiempo en que se perciban las prestaciones por desempleo no se compute a los efectos de consumir los períodos máximos de percepción establecidos. Igualmente, que los trabajadores que carezcan de los períodos de cotización necesarios tengan igualmente derecho a ellas.

Exigimos que, queden integradas en el concepto de fuerza mayor temporal las situaciones de pérdida de actividad como consecuencia del Covid-19, no solamente las actividades incluidas como de imposible prestación en el RD 463/2020 de declaración del Estado de Alarma, sino todas aquellas encaminadas a la evitación del contagio de la plantilla.

A su vez, debe clarificarse de manera inmediata, la calificación como riesgo grave e inminente a los efectos de la posibilidad de interrupción de la actividad con abandono del puesto de trabajo, como medida preventiva de cara a la evitación del contagio de las plantillas y todo ello bajo el paraguas de la fuerza mayor temporal.

Reiteramos que es absolutamente imprescindible que se refuercen las plantillas de la Inspección de Trabajo y de las Autoridades laborales competentes para la autorización de los ERTES por fuerza mayor temporal, agilizándose a su vez reforzando igualmente las plantillas del Servicio Público de Empleo Estatal.

CSIF, OTRA CLASE DE SINDICATO