EL PROFESORADO DE RELIGIÓN VICTIMA DE LAS ADMINISTRACIONES EDUCATIVAS.
08 de Mayo de 2018

CSIF exige soluciones a los problemas de este colectivo.

Los Maestros de Religión son trabajadores que dependen del Ministerio de Educación y realizan su trabajo en los centros que gestiona la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía. Esta situación “atípica”, porque Andalucía es una de las pocas Comunidades donde no se han realizado las transferencias del profesorado de Religión por cuestiones fundamentalmente políticas, genera descoordinación, problemas de gestión y negociación de las cuestiones que afectan al colectivo.

Desde CSIF en solitario y, en algunas ocasiones, junto a otras organizaciones sindicales hemos reiterado al Ministerio de Educación, Cultura y Deporte la necesidad de abordar en profundidad los temas que afectan a los Maestros de Religión. La callada por respuesta en la mayoría de las ocasiones y la falta de compromiso y responsabilidad en otras, han hecho que no hayamos progresado en este tema.

Por otra parte, la Consejería de Educación tampoco ayuda en la resolución de las cuestiones que afectan al profesorado de Religión reduciendo sus horarios y no permitiendo a las direcciones de los centros utilizar estos recursos en distintas actividades y funciones que pueden ayudar a la mejora del funcionamiento de los centros educativos.

Así mismo, la falta de información tanto del Ministerio de Educación como de la Consejería de Educación sobre la jornada de los Maestros de Religión provoca un desconocimiento profundo de la actual situación. De todas formas, desde CSIF lamentamos la “criminalización” del colectivo —vieja técnica de negociación— la generalización de cuestiones que pueden ser muy puntuales o anecdóticas, que causan daños irreparables a la imagen de estos trabajadores.

CSIF valora el trabajo de estos docentes que trabajan con absoluta normalidad, siendo aceptados y valorados por toda la comunidad educativa en la práctica totalidad de los centros educativos de Andalucía.

Desde CSIF exigimos al Ministerio y a la Consejería de Educación que de una vez aborde la negociación de las condiciones laborales del profesorado de Religión, a la vez que reiteramos que al estar estos docentes sujetos a distinta normativa, es responsabilidad de las distintas Administraciones, tanto la coordinación como la búsqueda de soluciones a los diversos problemas existentes o que se generen y, en ningún caso, poner a los trabajadores en el “ojo de huracán” como estrategia. No podemos esperar que sean los tribunales los que sigan marcando el camino y la única garantía de que no se conculquen los derechos de estos trabajadores.

Afiliate a CSIF


Para cualquier duda, nos puedes preguntar en nuestro Facebook

Facebook CSIF Enseñanza Andalucía