CSIF plantea a Patxi López una reforma de la Ley Sindical para acercar los sindicatos a la sociedad, frente al modelo ‘bipartidista’
10 de Marzo de 2016
Reunión CSIF con Patxi López

CSIF entiende que los resultados de las urnas trasladan un mensaje de cambio y al mismo tiempo de entendimiento entre fuerzas políticas en ámbitos fundamentales: reforzar los servicios públicos, promover un Pacto de Estado para la gestión de nuestras administraciones y evitar los errores cometidos durante la crisis; e impulsar políticas de empleo que permitan crear puestos de trabajo de calidad, estables y de manera estructural, que nos conduzcan de manera paulatina a un nuevo modelo productivo más eficiente.

CSIF plantea la necesidad de promover medidas de regeneración democrática en el ámbito sindical, tal y como se está debatiendo en el ámbito de la política, con una reforma que promueva buenas prácticas en nuestras organizaciones, mayor transparencia, cercanía a la sociedad y un mayor pluralismo de opciones.

Sería conveniente modificar el Art, 6 de la Ley Orgánica de Libertad Sindical para que sea suficiente el 5% de representatividad para tener la condición de Sindicato más representativo y estar presente en los ámbitos de negociación, tal y como ocurre en otros ámbitos, como el sistema electoral a las Cortes (aquí se exige el 3 por ciento para poder entrar en el reparto de escaños), frente al 10 por ciento actual que blinda el ‘bipartidismo’ de las dos organizaciones de clase.

CSIF trabajará para que las diferentes fuerzas políticas hagan suyo este pacto dirigido a la gestión eficiente de los recursos públicos, la protección y el refuerzo de los servicios que reciben los ciudadanos, y la dignificación de las condiciones de los trabajadores, tras los recortes y la campaña de descrédito sufrido durante la crisis.

En este sentido, puesto que se reanuda el periodo ordinario de sesiones, hay cuestiones que podrían abordarse como la convocatoria urgente de empleo público (ya está presupuestada en las cuentas de 2016), evitar los descuentos por baja médica o promover la jornada de 35 horas para mejorar la atención a los ciudadanos y favorecer el empleo.

CSIF también mostró su preocupación por cuestiones como el proceso soberanista en Cataluña. En este sentido, desde el respeto a las diferentes fuerzas políticas, recordó que los empleados públicos somos un elemento cohesionador del Estado. Los empleados públicos trabajan para la igualdad de todos los españoles, vivan donde vivan, y las administraciones públicas son garantes de los principios que sustentan nuestro modelo de Estado social, democrático y de derecho desde el comienzo de la democracia.

Ver Galería