CSIF-A exige a Educación que paralice las actuaciones de desplazamiento o supresión de profesorado
04 de Junio de 2014

El Sector de Enseñanza ha solicitado por escrito a la Consejería una revisión en profundidad del proceso de escolarización para el curso 2014/15

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios, CSIF, de Andalucía ha solicitado por escrito a la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía que paralice las actuaciones de desplazamiento o supresión de profesorado en Andalucía y una revisión en profundidad del proceso de escolarización para el curso 2014/15.

Para el Sector de Enseñanza de CSIF Andalucía, el proceso de escolarización para el próximo curso ha traído consigo una disminución de unidades y grupos de alumnos en los centros de titularidad pública aun cuando ha existido la demanda del alumnado.

Para Francisco Hidalgo, presidente del Sector de Enseñanza de CSIF Andalucía, estamos ante un hecho “muy grave, porque la Administración Educativa ha impedido la matriculación de alumnos que han solicitado estudiar en un centro público. A su vez, la decisión conlleva efectos muy negativos para el profesorado al que estos días se le está comunicando que va a ser desplazado o suprimido de su puesto de trabajo”.

En este sentido, CSIF Andalucía considera que estamos en un momento importantísimo para el futuro de la enseñanza pública andaluza por los cambios normativos y las medidas adoptadas por la Consejería, siendo en ello un factor fundamental la escolarización. Para CSIF, es vital que la Administración apueste por la enseñanza pública y ello debe llevar aparejado no perder ni una sola unidad en esta red de enseñanza.

Ante esta situación, el Sector de Enseñanza de CSIF-A ha pedido a la Secretaria General de Educación la convocatoria urgente de una Mesa Sectorial de Educación que aborde en profundidad el proceso de escolarización y busque soluciones tendentes al mantenimiento de unidades y de los puestos de trabajo.

Mientras eso no se produzca, CSIF-A exige que se paralice cualquier actuación que conlleve el desplazamiento o supresión de profesorado y así evitar perjuicios a los posibles afectados.