GASTOS DE FUNCIONAMIENTO DE LOS CENTROS EDUCATIVOS.
01 de Febrero de 2014

Tras la denuncia de CSI•F en prensa del abandono financiero al que tiene sometido la Consejería a los centros educativos andaluces la situación se empieza a arreglar.

Con el paso del tiempo habrá que concluir que los andaluces y, por extensión, los españoles hemos inventado un sistema distinto de gestionar la cosa pública. No es que seamos torpes, lentos o incapaces, sencillamente, somos diferentes, y practicamos la “política del bombero” para la administración de los servicios públicos.

Acabadas las vacaciones de Navidad los directores de los centros educativos constataron, con pavor, que todavía no habían recibido nada del capítulo de gastos de funcionamiento, cuando llevamos funcionando desde septiembre de 2013. A finales de enero la situación ya era crítica en muchos centros, especialmente en los de Secundaria, y tras diversas denuncias, entre las que se encontraba la nuestra aparecida en los medios de comunicación con el titular “CSI•F DENUNCIA QUE EL ABANDONO FINANCIERO DE LOS COLEGIOS E INSTITUTOS SE REPITE POR SEGUNDO AÑO CONSECUTIVO”, la Consejería de Educación llevando a raja tabla el protocolo de la “política del bombero”, anuncia que desbloquea el pago de 20 millones de euros para los gastos de funcionamiento de 1.500 centros, aquellos que estaban ya en la inanición económica más absoluta, ya que el resto esperará al mes que viene.

De todas formas nos congratulamos de haber participado en el dispositivo que ha provocado que salgan los bomberos y rieguen con dinero los sedientos presupuestos de los colegios e institutos andaluces, justo cuando cumplimos medio curso académico.