CSIF-A denuncia que, por segundo año consecutivo, se repite el abandono financiero de colegios e institutos
27 de Enero de 2014

El Sector de Enseñanza lamenta el nuevo recorte presupuestario del 10% para los gastos de los centros a pesar de las promesas de cambios y apoyo económico a la Enseñanza Pública de la presidenta de la Junta de Andalucía

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios, CSIF, de Andalucía denuncia el abandono financiero que, por segundo año consecutivo, sufren los colegios e institutos de toda Andalucía merced al recorte presupuestario del diez por ciento aprobado por la Junta de Andalucía.

En este sentido, el presidente del Sector de Enseñanza de CSIF Andalucía, Francisco Hidalgo, lamenta que este hecho se produzca “a pesar de las promesas de cambios significativos y apoyo a la escuela pública” realizadas en su día por la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, y por el consejero de Educación, Luciano Alonso. “La historia se repite y para peor, ya que para este curso los gastos de funcionamiento de los institutos andaluces sufren una recorte del 10%, tal y como se recoge en los Presupuestos de la Junta de Andalucía para 2014”, insiste Hidalgo.

Exactamente hace un año, los directores de los centros educativos andaluces no universitarios daban la voz de alarma ante la falta de fondos para hacer frente a los denominados gastos de funcionamiento. Un año después, la historia se repite. Según algunos directores consultados por CSIF-A, “la situación es difícil y ya lo pasamos mal en febrero del pasado año”. A día de hoy, la Consejería de Educación reconoce una deuda de casi 50 millones de euros con los centros educativos de Andalucía, 30 en gastos complementarios (como transporte o actividades extraescolares) y 20 en servicios (como comedores en colegios, institutos y centros de FP de toda Andalucía).

“Si a ello -señala Francisco Hidalgo- sumamos que los colegios e institutos no han recibido ni un solo euro de los gastos de funcionamiento correspondientes a este curso cuando el primer plazo lo deberían tener transferido en octubre de 2013, la situación se complica aún más para los equipos directivos, que tienen que hacer milagros para poder ir atendiendo a los gastos habituales de los centros y además dar la cara día tras día ante los proveedores”.

Los institutos andaluces reciben cuatro pagos durante el curso escolar para hacer frente a los gastos de funcionamiento, el primero en octubre, el segundo en enero, el tercero en abril y el último en el mes de julio, mes en el que se ingresa el último 10%, a modo de liquidación de curso y que sirve a los centros para hacer frente a los primeros gastos mientas se llega la primera partida del nuevo curso.

Frente a esta situación, Hidalgo, urge a la Consejería de Educación “a abonar, al menos, la primera partida correspondiente a octubre de 2013”. Según Hidalgo, “situaciones de este tipo no sólo menoscaban la calidad de la enseñanza y precarizan el funcionamiento de los centros de enseñanza, sino que también desaniman y frustran profundamente a equipos directivos, profesores, alumnos y padres”.