CSIF Andalucía inicia la campaña “Gratuidad con dignidad” para hacer llegar al consejero de Educación el malestar por el estado de los libros de texto
16 de Octubre de 2013

El Sector de Enseñanza de CSIF-A planteará a los claustros docentes la opción de remitir las quejas directamente a la Consejería, dado el lamentable estado en el que se encuentra buena parte del material que reciben los alumnos

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios, CSIF, de Andalucía ha puesto en marcha, a través de su Sector de Enseñanza, la campaña “Gratuidad con dignidad”, una iniciativa dirigida a los claustros de profesores de los centros públicos andaluces que pretende hacer llegar a la Consejería de Educación y a su nuevo titular, Luciano Alonso, el malestar de la comunidad educativa por el pésimo estado de conservación en el que se encuentran los libros de texto que usan los alumnos andaluces de Primaria y Secundaria.

Ni los alumnos, ni los profesores, ni la Educación andaluza se merecen estos libros de texto”. Así de contundente se muestra Francisco Hidalgo, presidente del Sector de Enseñanza de CSIF Andalucía en la presentación de la campaña “Gratuidad con dignidad”, iniciativa para poner de manifiesto el malestar de los docentes ante el Programa de Gratuidad de los libros de textos, puesto en marcha por la Consejería de Educación en 2005 y vendido a “bombo y platillo como la quintaesencia de la solidaridad y la educación en valores hacia lo público ha devenido en enemigo de la propia enseñanza pública andaluza”, argumenta Francisco Hidalgo.

El Sector de Enseñanza de CSIF Andalucía, sindicato mayoritario de la Enseñanza Pública andaluza, en su encuesta de principio de curso constató, de nuevo, esta realidad. En concreto, a la pregunta: ¿En qué estado se encuentran los libros que “heredas” en tu tutoría o asignatura?, el 48% de los más de 600 maestros y profesores que cumplimentaron la consulta, aseguran que “regular”, el 16% que se encuentra en mal estado y el 24% en buen estado. Además, el 39% del profesorado considera la no renovación de libros de texto serán muy perjudicial para la normalidad académica y la calidad educativa.

Por ello, esgrime Francisco Hidalgo, “hemos remitido a todos los colegios e institutos de Andalucía una carta para facilitar que los claustros de profesores se adhieran a esta queja generalizada y pongan en conocimiento de la Consejería de Educación las consecuencias que el actual devenir del programa de gratuidad de libros de texto está teniendo en la labor docente y en la calidad educativa”.

Para Hidalgo, se trata de un “corto y perverso desarrollo que demuestra que los que planifican, gestionan y plantean programas educativos piensan más en el relumbrón oportunista que en la consolidación de nuevas y mejores condiciones para la enseñanza andaluza. Los docentes que repartimos estos libros de texto y los alumnos que los reciben, normalmente entre quejas, no podemos ser rehenes ni culpables de programas y luchas políticas”, puntualiza el presidente del Sector de Enseñanza de CSIF Andalucía.

Ver Galería