CSIF Andalucía exige a Educación la creación de empleo en la enseñanza pública andaluza
01 de Julio de 2013

La Central Sindical plantea en la Mesa Sectorial de Educación, donde es el sindicato mayoritario, celebrada hoy que se consideren las tutorías y las guardias, incluidas las de recreos, en Secundaria como horario lectivo y que apueste por la atención a la diversidad y los refuerzos

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios, CSIF, de Andalucía exigió en la Mesa Sectorial de Educación celebrada hoy sobre plantillas de los centros educativos la necesidad de crear empleo en el sector de la educación, así como considerar las tutorías y las guardias, incluidas las de los recreos como horario lectivo en Secundaria.

En ese sentido, para el presidente del Sector de Enseñanza de CSIF Andalucía, Francisco Hidalgo, es “inaceptable lo ocurrido este curso pasado con la destrucción de 4.500 puestos de trabajo”. Hidalgo también recordó que la Consejería de Educación debe apostar por la atención a la diversidad y los esfuerzos.

Para CSIF Andalucía, es imprescindible que la Consejería de Educación demuestre durante el próximo curso con hechos que apuesta por una enseñanza pública y por el empleo y que no solo se quede en un discurso vacío. Según Francisco Hidalgo, “el sistema educativo andaluz necesita dar un salto de calidad y eso únicamente se consigue con un aumento en la plantilla para poder hacer desdobles, potenciar los refuerzos y la atención a las necesidades educativas del alumno. No apoyándose en la negativa medida impuesta por el Gobierno central de incrementar el horario lectivo del profesorado de Secundaria”.

En este sentido, CSIF Andalucía critica la falta de reconocimiento del trabajo de los docentes, sobre todo en Secundaria en lo referente al horario de tutorías, las guardias, incluidas las de los recreos y otras tareas que desarrolla el profesorado como lectivas todas ellas necesarias para que la calidad de la educación aumente.

CSIF Andalucía, como primer sindicato de la enseñanza pública en la comunidad andaluza, trasladó el desacuerdo con las medidas que se han llevado a cabo durante este curso. Recortes en la Enseñanza pública, reducción del 25% de las jornadas de sustituciones, descenso del número de docentes dedicados al apoyo, no sustituir al profesorado durante los diez primeros días de baja, el número de horas disponibles para cubrir una ausencia y el incremento del número de profesores obligados a impartir materias distintas a su especialidad, entre otras.