CSIF Córdoba alerta de la falta de enfermeros en la prisión de Alcolea
Instituciones Penitenciarias
05 de Junio de 2017

CSIF Córdoba muestra su preocupación por la falta de enfermeros en el Centro Penitenciario de Alcolea debido a la no sustitución de las bajas. El sindicato pide que se realicen las contrataciones necesarias para cubrir estos puestos a fin de que tanto la población reclusa como los trabajadores de la prisión tengan asegurada su asistencia médica.

El responsable del Sector de AGE de CSIF Córdoba, Francisco Guerrero, informa de que la relación de puestos de trabajo (RPT) del centro recoge que este servicio debe estar cubierto por 12 enfermeros y un supervisor. Sin embargo, la plantilla actual está conformada por 11 personas debido a que no sale a concurso una plaza correspondiente a un empleado que se marchó a otro organismo. “El problema es que en este momento son sólo siete los enfermeros que están trabajando en la prisión, un número a todas luces insuficiente para atender a una población reclusa que actualmente asciende a unos 1.250 internos”, destaca Guerrero.

CSIF Córdoba indica que esta circunstancia se debe a que las bajas de cuatro trabajadores en excedencia (dos de ellos se han cogido este permiso en junio) no han sido cubiertas. El sindicato recuerda que a lo largo de los últimos años se ha solicitado hasta en tres ocasiones (la última de ellas en marzo) por parte de la plantilla y de los mandos intermedios la inclusión del centro en las bolsas anuales de interinos que publica la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias para contrataciones de hasta seis meses de duración. Sin embargo, no se ha recibido respuesta o se ha negado esta posibilidad para el cuerpo de enfermeros.

El máximo representante del Sector de AGE de CSIF Córdoba recalca que la situación es “especialmente llamativa” debido a que la mayoría de estas bajas son por excedencias relacionadas con la protección de la maternidad y el cuidado de los hijos, unos permisos que no suponen un coste económico para la Administración, puesto que el empleado no percibe ninguna retribución. Por este motivo, el sindicato entiende que no debería existir ningún inconveniente para cubrir interinamente unas plazas que, de hecho, ya están presupuestadas y dotadas económicamente.

Desde CSIF Córdoba se indica que, “con la proximidad del periodo estival, las circunstancias se vuelven especialmente acuciantes, ya que nos encontramos con una plantilla que llega agotada por afrontar desde hace meses doble carga de trabajo y que ve que no está previsto la cobertura de las vacantes ni las vacaciones del personal”. CSIF Córdoba recalca que la Enfermería de la prisión realiza unas 800 intervenciones mensuales, incluyendo curas, inyectables, analíticas, consultas, atención de urgencias y administración de tratamientos, por lo que “entendemos que está más que justificado que se suplan todas las bajas existentes para que el servicio pueda ser prestado con total normalidad”.