Un año de agresiones a los trabajadores de las cárceles de Granada
Nota conjunta de las secciones sindicales de CSIF, APFP, Acaip-USO, UGT y CCOO; del Centro Penitenciario de Albolote y del CIS Matilde Cantos Fernandez.
30 de Diciembre de 2016
Centro penitenciario de Albolote, entrada

UN AÑO DE AGRESIONES EN LA CÁRCEL DE ALBOLOTE Y EN EL CIS MATILDE CANTOS FERNANDEZ

La conflictividad que se vive en las Prisiones de Granada en el último año va en aumento y obedece claramente a la falta de personal y el hacinamiento que viene denunciando la plataforma Sindical, y que tantas veces hemos advertido a las autoridades penitenciaras de las consecuencias que esto puede acarrear. La ausencia de personal suficiente si en algo incide es en una merma de la seguridad total de las cárceles afectando por igual a empleados públicos y a internos.

A lo largo del 2016 en distintos incidentes, varios trabajadores resultaron agredidos (un enfermero, dos educadores, una y seis funcionarios de vigilancia de funcionarios de vigilancia) constituyendo el dramático balance de un año trágico, lleno de episodios violentos. El último se produjo en la noche de ayer en el CP. de Albolote cuando un interno clasificado en primer grado por su conflictividad, agredió a un funcionario rompiéndole la nariz, teniendo que ser trasladado este a un hospital de manera urgente.

Queda patente la lamentable situación del Centro Penitenciario de Albolote y del CIS Matilde Cantos Fernández. La Plataforma ha reclamado soluciones urgentes (cierre de módulos, contratación de funcionarios interinos, desmasificar la prisión de internos, etc.) ninguna de estas propuestas ha sido recogida por la Administración Penitenciaria, pese a reconocer las deficiencias de las cárceles granadinas (hacinamiento y falta de personal principalmente).

Además, hay que destacar el aumento de internos muy peligrosos (primeros grados) que residen en la prisión de Albolote llegando ya al 100% de lo que está establecido por la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias. A ello hay que unir el elevado número de internos pertenecientes a ETA (14 internos) o a tramas yihadistas (9 internos) sin que la Dirección del Centro tome ninguna clase de medidas al respecto. El aumento imparable del número de internos con enfermedades mentales y la falta de medios para atenderlos adecuadamente supone otro hándicap más al que nos tenemos que enfrentar.

La situación en otros centros penitenciarios tipo, es la de que prestan servicio como mínimo 5 funcionarios por residencial mientras que en la prisión de Albolote, raramente hay 4, y a diario en multitud de ocasiones sólo 3 para atender a más de 200 internos, algunas veces dos. Es cierto que se ha reducido la población reclusa a nivel nacional aunque lo ha hecho porcentualmente mucho más el número de funcionarios (100 menos en Granada y cerca de 2.000 en España).En todo caso le recordamos a los políticos que la Relación de Puestos de Trabajo del CP. de Albolote está pensada para 1008 personas recluidas y no para 1400 que son las que tenemos actualmente. Es decir casi un 50% de sobreocupación. Nos sentimos maltratados por la administración penitenciaria ya que observamos como prisiones con una estructura arquitectónica, una relación de puestos de trabajo y una media de edad similar cuentan con una ocupación sensiblemente inferior (600 internos menos en algunos casos).

Por lo tanto, estos sindicatos vamos a continuar con las actuaciones y denuncias que llevamos más de un año y medio realizando, y las concentraciones en la Subdelegación del Gobierno de Granada, los segundos martes de cada mes, coincidiendo con la reuniones de la Junta de Personal de la Administración General del Estado junto a otras medidas (encierros, manifestaciones etc..).

Volvemos a pedir el cese inmediato de Jaime Hernandez, Director del Centro Penitenciario de Albolote, por su falta de sensibilidad ante la lamentables condiciones en las que estamos trabajando y por estar roto desde hace tiempo el dialogo con los representantes de los trabajadores, debido a su pasividad y falta de compromiso con los empleados públicos y con los graves problemas que atañen a nuestra prisión. Ya no es un interlocutor válido. Más que parte de la solución se ha convertido en parte de la problemática expuesta y en un obstáculo.

Granada, a 29 de diciembre de 2016

SECCIONES SINDICALES DEL CENTRO PENITENCIARIO DE ALBOLOTE Y CIS MATILDE CANTOS FERNANDEZ DE GRANADA
APFP, UGT, CCOO, CSIF, ACAIP