CSIF Granada denuncia nuevas agresiones al personal del CIS Matilde Cantos de la capital
11 de Noviembre de 2016
CSIF Granada denuncia nuevas agresiones al personal del CIS Matilde Cantos de la capital

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios, CSIF Granada, denuncia una nueva agresión que ha tenido lugar hoy, viernes 11 de noviembre, dentro de las dependencias del Centro de Inserción Social Matilde Campos de la capital granadina. Concretamente, de una situación de tensión provocada por las amenazas de muerte que ha recibido una psicóloga de este centro.

Los hechos se han producido cuando una ex interna del Centro Penitenciario de Albolote ha acusado a esta trabajadora de "haberle quitado a su hijo y de querer quitarle a otro". Esta ex reclusa, "aparentemente en estado de embriaguez", ha entrado en el despacho con una zapatilla en la mano insultando y amenazando de muerte a la funcionaria. Debido al gran escándalo, los funcionarios de dependencias cercanas han podido acudir hasta allí, controlando la situación y evitando daños mayores.

El sindicato CSIF ha puesto este suceso en conocimiento de la dirección del Centro que, a su vez, ha interpuesto la respectiva denuncia. No obstante, considera inadmisible que sigan ocurriendo hechos como los vividos en el día de hoy a pesar de las advertencias y quejas que se han realizado en numerosas ocasiones por parte de la Junta de Personal de Granada y del Comité de Seguridad y Salud Laboral de la Prisión. En todas ellas, se ha solicitado un mayor control por parte de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado (Guardia Civil o Policía Nacional) para acceder a las dependencias del CIS Matilde Cantos. Una petición que, hasta el momento, no ha recibido resultado alguno por parte de la Dirección.

Por lo tanto, CSIF Granada considera que está habiendo dejadez y falta de sensibilidad por parte de las autoridades, ya que no dan importancia a la seguridad que requieren las dependencias de un Centro de internamiento como el CIS. Un lugar al que puede entrar cualquier persona sin control alguno y por lo que, desde el sindicato, se considera que hasta que no haya que lamentar alguna desgracia, no se tomarán en serio la falta de seguridad con la que se trabaja en estas oficinas.

Del mismo modo, CSIF pide la creación de un grupo de trabajo especializado en la elaboración de un protocolo para prevenir y actuar en cualquier acto violento, y que los partidos políticos conciencien a la Fiscalía para que califique cualquier agresión a funcionarios como atentado contra la autoridad.