CSIF-A denuncia el olvido administrativo que sufren muchos centros penitenciarios de la Comunidad
05 de Marzo de 2014

El Sector de Instituciones Penitenciarias lamenta el estado de algunos centros, que, a pesar de inversiones millonarias, siguen con plagas de roedores, instalaciones en malas condiciones y problemas para los funcionarios

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios, CSIF, de Andalucía denuncia el abandono administrativo que sufren muchos centros penitenciarios de la Comunidad, donde a pesar de las inversiones que en algunos casos reflejan los presupuestos, presos y funcionarios conviven en malas condiciones.

En este sentido, el presidente del Sector de Instituciones Penitenciarias de CSIF Andalucía, Miguel Ángel Rojas, denunció hace unos días por escrito el abandono administrativo de algunos centros que, a pesar de ni siquiera estar inaugurada, como el caso del ‘Málaga II’, está actualmente infectada por una plaga de roedores que hará que el presupuesto final de la infraestructura se aumente considerablemente.

Así, Rojas denuncia que “después de un gasto público de más de 120 millones de euros, en los presupuestos de 2014 se incluye una partida de casi cuatro millones de euros para proteger la instalación, gasto que no impedirá quelas ratas y el deterioro de una instalación abandonada ocasionen un incremento considerable del presupuesto cuando desde la SGIP se decida abrir esta instalación penitenciaría”.

Además, según Rojas, “hay que añadir otros gastos como el CIS de Almería de más de 8 millones de euros y la ampliación de la prisión de El Acebuche, en Almería, por más de 14 millones de euros. Todas estas instalaciones están por inaugurar y lo más sangrante por aprovechar”.

El Sector de IIPP de CSIF-A espera que la administración penitenciaria se ocupe más de aprovechar los centros que “de perseguir y acosar a los funcionarios penitenciarios en su labor diaria. Denunciamos la política de personal que mantiene la SGIP, donde no se convocan plazas para los centros ya construidos y acabados, no se convocan concursos de traslados y los que se convocan totalmente restringidos, se incumplen las normas de carrera administrativa y apenas existe tasa de reposición. Una política que está envejeciendo drásticamente las plantillas de los centros penitenciarios”, concluye Rojas.

Sevilla, 5 de marzo de 2014

Ver Galería
Ficheros Adjuntos: