CSI•F Andalucía realiza una concentración en repulsa a la Violencia contra la Mujer
16 de Abril de 2012

La Central Sindical, que guardó a mediodía de hoy un minuto de silencio frente a su sede autonómica en memoria de las dos últimas víctimas de la violencia machista, exige un replanteamiento de los planes de medidas iniciados para poner fin a esta lacra social y que siguen sin dar lograr tan ansiado objetivo


La Central Sindical Independiente y de Funcionarios, CSI·F, de Andalucía realizó a mediodía de hoy una concentración frente a las puertas de su sede autonómica en repulsa a la Violencia contra la Mujer, por la que se guardó un minuto de silencio, tal y como se realizó en sedes provinciales de CSI·F.

De esta forma, todo el personal de CSI·F Andalucía quiso honrar un minuto de silencio en memoria de todas las víctimas de la Violencia de Género y, en especial, en memoria de las dos mujeres asesinadas este fin de semana a manos de sus respectivas parejas.

Así, CSI·F Andalucía exige un replanteamiento social y político sobre esta lacra social, así como analizar y estudiar los posibles errores que mantienen los planes de medidas puestos en marcha y que siguen sin ponerle fin a una lacra que se ha llevado por delante a doce mujeres desde que comenzó el año 2012 (dos de ellas en Andalucía) y que sigue siendo uno de los problemas sociales más acuciantes de nuestra sociedad actual, causando 61 víctimas en 2011 (15 de ellas en Andalucía).

Para CSI·F Andalucía, una sociedad tan avanzada en algunos aspectos como es la actual, no puede ser tan primitiva como para permitir este grave problema social. Máxime cuando el abanico de lesiones es amplio y complejo, pues va desde el sufrimiento sostenido no sólo de la victima sino de todo su entorno, suponiendo esto un factor de riesgo en cuanto a conductas; hasta lesiones y secuelas, pudiéndose por último llegar hasta a la muerte.

Desde el punto de vista de CSI·F Andalucía, otro factor que incide en la frecuencia de esta lacra social es que la persona no tiene conciencia de ser una víctima, por lo que es muy difícil poder actuar y, por lo tanto, ayudarla.

En tanto en cuanto no se profundice en aspectos como la asunción del papel del cuidador, que hoy por hoy supone una penalización para la mujer, no avanzaremos. Debemos, tanto jóvenes como mayores, concienciarnos de que la sociedad actual es una sociedad de iguales, aunque seamos diferentes.

En conclusión, CSI·F Andalucía plantea la necesidad de seguir unas líneas de trabajo orientadas a la sociedad en general, multidisciplinar a través de campañas en televisión, radio, redes sociales, y más específicamente orientadas al profesorado, como personas en continuo contacto con los jóvenes, orientadas al ámbito familiar, para fomentar el respeto como valor intrínseco al ser humano, la solidaridad, así como el sentimiento de apoyo orientado al alumnado. Y, sobre todo, fomentar el rechazo ante conductas de este tipo, potenciar el esfuerzo como vehículo para conseguir los logros en la vida, el respeto a uno mismo, respeto a la libertad de elegir, el respeto a los demás, así como el respeto a las instituciones.

Ver Galería