CSIF-A lamenta la falta de avances del Gobierno andaluz en la Ley de Participación Institucional, compromiso del presidente en sede parlamentaria
ACTUALIDAD | RELACIONES INSTITUCIONALES
09 de Abril de 2021
  • El responsable autonómico del sindicato se reúne con Juan Marín y le solicita celeridad para el trámite parlamentario de esta norma, que debe adaptar el diálogo social a la pluralidad de los agentes representativos en la comunidad
  • En materia de Justicia, la central sindical plantea extender los planes de choque de tarde a los servicios de notificaciones correspondientes, así como potenciar las plantillas orgánicas de partidos judiciales con pocos funcionarios

El presidente de la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) en Andalucía, Germán Girela, ha lamentado “la falta de avances por parte del Gobierno andaluz de cara a hacer realidad la futura Ley de Participación Institucional”, que fue un compromiso del presidente de la Junta de Andalucía, Juan Manuel Moreno, en el Pleno del Parlamento en su comparecencia para informar sobre el estado de la Comunidad Autónoma el 28 de enero de 2020, según ha recordado. De hecho, el Consejo de Gobierno aprobó el 3 de febrero de 2020 el inicio de la tramitación de la citada Ley.

Así lo ha trasladado el responsable autonómico del sindicato al vicepresidente de la Junta y consejero de Turismo, Regeneración, Justicia y Administración Local, Juan Marín, con quien ha mantenido este viernes un encuentro institucional, en el que han abordado asuntos de interés para CSIF, que es la primera fuerza sindical de la Administración Pública y que cada vez cuenta con mayor implantación en la empresa privada, con más de 70.000 afiliados y afiliadas en toda Andalucía. A dicho encuentro también ha asistido el secretario de Acción Sindical de CSIF Andalucía, Manuel Pérez.

Girela, que ha agradecido al vicepresidente andaluz su disposición al diálogo y a recoger los planteamientos de la organización, ha reclamado “que la futura Ley de Participación Institucional se reactive cuanto antes, de manera que inicie a la mayor brevedad posible su tramitación en la Cámara”, después de que dicha iniciativa haya quedado relegada como consecuencia de la crisis de la Covid-19 y no haya comenzado aún a tramitarse.

La organización sindical cree esencial que dicha norma reconozca a CSIF Andalucía como agente social porque “debe adaptar el diálogo social a la realidad actual, ya que no es de recibo que, hoy por hoy, haya miles de trabajadores que no estén representados en el diálogo social”, según ha manifestado Girela.

Asimismo, ha recordado que CSIF defiende “una Ley autonómica de Participación Institucional actual, diversa y heterogénea, superando la obsoleta Ley de Libertad Sindical de 1985”. En este sentido, Girela espera que la futura norma aclare “cuáles serán los actores de dicha participación y el papel que deberán desempeñar cada uno de ellos, así como sus derechos y obligaciones”.

“Momentos tan complejos como los actuales desde el punto de vista laboral y social hacen que sea más necesario que nunca que la representación de los trabajadores y trabajadoras responda a una foto fidedigna de hoy y no a una realidad de hace 36 años”, ha apuntado el presidente de CSIF Andalucía.

Ley de Función Pública

Por otra parte, otro de los asuntos que CSIF-A ha planteado como prioritarios al vicepresidente de la Junta ha sido la Ley de Función Pública de Andalucía, cuyo anteproyecto ha sido valorado por la organización sindical como “un buen punto de partida para profesionalizar y despolitizar la Administración andaluza”.

No obstante, Girela ha trasladado a Marín su confianza de que dicho anteproyecto de ley sea mejorado en el trámite parlamentario, para lo cual ha asegurado que CSIF hará aportaciones, ya que “hay que dejar claro cuál es el mapa de servicios que presta la Administración y de qué manera se articula la prestación de los diferentes servicios, así como regular por primera vez las potestades públicas que serán desempeñadas exclusivamente por funcionarios y las funciones que podrá realizar el resto del personal del sector público”.

De otro lado, en el ámbito judicial, Girela ha reconocido el esfuerzo realizado por la Administración autonómica con la implementación de los planes de choque de tarde, tal y como venía solicitando desde mucho antes de la pandemia el Sector de Justicia de CSIF Andalucía, cuyo presidente, Manuel Moreno, ha participado también en la reunión con el vicepresidente y responsable andaluz del ramo. No obstante, CSIF insiste en la necesidad de extender dichos planes de choque a aquellos servicios de notificaciones que deben dar salida al trabajo realizado por las tardes en los órganos afectados.

Asimismo, CSIF ha solicitado al vicepresidente y responsable de Justicia andaluz el cumplimiento a acuerdos y decretos anteriormente suscritos por la organización sindical, y ha pedido a la Administración “que sea ambiciosa a la hora de establecer un servicio de guardia bien dimensionado para los cuerpos generales en los Institutos de Medicina Legal y a la hora de regular las sustituciones en el cuerpo de auxilio judicial”.

Por último, CSIF ha señalado la urgente necesidad de potenciar las plantillas orgánicas en algunos partidos judiciales que sólo cuentan con cuatro o cinco funcionarios por juzgado, así como extender durante todo el año el refuerzo de las guardias costeras en los partidos judiciales de la Costa del Sol y el Campo de Gibraltar.

Otros de los asuntos planteados por CSIF-A a Marín ha sido la revisión de la productividad para todos los cuerpos de Justicia, mermada en los últimos años por la falta de actualización de la misma, o en los módulos del complemento de Violencia Sobre la Mujer, incluyendo además a los Juzgados de lo Penal y otros órganos con competencia en la materia.