CSIF exige la revisión inmediata de las notas de corte en las pruebas Tramitación Procesal
Para CSIF La puntuación mínima establecida por el Tribunal, que oscila entre los 87,00 puntos del ámbito del País Vasco y los 90,75 de Andalucía, no asegura en modo alguno que las 797 plazas que se han ofertado a los aspirantes logren ser cubiertas por los mismos.
14 de Junio de 2018
asi no

Para CSIF la ratio de aprobados por plaza resultante no permite una correcta gestión del proceso selectivo que puede acabar con varias plazas desiertas en algunos ámbitos

CSIF no alcanza a ver justificación alguna en estas desorbitadas exigencias e instamos a que se motive de forma expresa esta decisión, que entre otras cosas, desalienta, desmotiva y en definitiva acaba con la ilusión de miles de opositores/as que ahora, tras esta resolución, se plantearan seriamente abandonar la idea de seguir intentándolo en las próximas Ofertas de Empleo para Justicia. Pues el premio de consolación que es para muchos aprobar el primer ejercicio para tener acceso a las bolsas de trabajo de los diferentes ámbitos tampoco es alcanzado.

CSIF espera que este atropello no esté motivado en el ahorro económico, pues con la ratio que se prevé bastará con las reserva de un solo aula por ámbito para realizar el segundo ejercicio. En preciso recordar lo elevado de las tasas de examen y los miles de aspirantes que han procedido a su pago.

Para CSIF el Tribunal y el Ministerio de Justicia serán responsables de dejar plazas desiertas cuando se han quedado en el camino opositores con unas notas muy altas que acreditan su preparación suficiente para optar a un puesto de trabajo en este Cuerpo de Justicia. Estos altísimos cortes dejan fuera del proceso selectivo a personas que acreditan unas notas que, en convocatorias anteriores hubieran superado con holgura el proceso selectivo.

Tras un proceso selectivo inusualmente largo y salpicado por algún que otro incidente, que el Ministerio debería, como mínimo, investigar, muchos opositores se encuentran con este sorprendente cambio de criterio del Tribunal. Con esta decisión el Tribunal, como ya hizo el de promoción interna, rompe la práctica habitual de corte que tradicionalmente se situaba en 3 y 5 aprobados por plaza en el primer ejercicio.

Según ha podido saber CSIF, la ratio de aprobados por plaza y, por ende, la nota de corte en Tramitación Libre ha estado condicionada por la dificultad que encuentra el Ministerio en encontrar ordenadores para la prueba de Word. Para CSIF, este criterio es inaceptable pues no encaja en ninguno de los principios constitucionales de mérito y capacidad que deben regir todos los procesos selectivos.

Por todo lo anterior, CSIF cree que está suficientemente justificada una revisión de las notas de corte para ajustarla a una ratio razonable en un proceso selectivo que permita la posibilidad a muchos opositores de mejorar su posición en el segundo ejercicio e impida que haya plazas que queden desiertas.

CSIF exige, una vez más, la convocatoria de la mesa de negociación sobre las bases de convocatoria de la OEP 2017 aún pendiente a pesar de encontrarnos a mediados de 2018. Entre otras medidas, CSIF solicitará que en aras de una buena gestión se establezca en las bases un criterio claro y transparente que asegure una ratio suficiente para cubrir todas las plazas que se convoquen.