CSI·F exige consolidación de los refuerzos, negociación y participación en los planes de actuación
08 de Octubre de 2013

Hemos tenido conocimiento que, al parecer, la Administración pretende eliminar los refuerzos nombrados en distintos órganos judiciales de Andalucía de aquí a final de año. Los establecidos en Fiscalías, Servicios Comunes, Decanatos adscritos a los Coordinadores de las Secretarías Provinciales y los Auxilios del expurgo de archivos, se mantendrán hasta 31 de diciembre de 2013, pero no así todos los restantes, donde al parecer la pretensión será el prorrogarlos durante solo un mes, hasta 31 de octubre.

Igualmente, al parecer, se están elaborando por parte de la Dirección General un protocolo para la asignación de refuerzos en lo sucesivo con los criterios a tener en cuenta así como la manera de determinarlos.

No sería de recibo quedar nuevamente al arbitrio de Secretarios Coordinadores, Tribunal Superior de Justicia, en connivencia con la Consejería, dejando fuera a las Centrales Sindicales, así como a las propias Delegaciones Provinciales volviendo al corporativismo, con los criterios establecidos al arbitrio, únicamente, del Secretario Coordinador, y a posibles nombramientos en virtud únicamente de la elaboración del plan de actuación, o quizás una interpretación sesgada del cumplimiento de objetivos.

Es de sobra sabido por la Consejería que la mayoría de refuerzos actuales son estructurales, solo hay que mirar que algunos llevan hasta seis y siete años, y no debemos olvidar que cuando se llega a un órgano colapsado es difícil ver objetivos en un trimestre. Además de la carga de trabajo, influyen circunstancias coyunturales del momento, ya que se puede dar la circunstancia que el órgano con más carga lleve el trabajo al día, por la estabilidad y experiencia de los funcionarios, y que otro con menos carga tenga falta de estabilidad por bajas de enfermedad, vacaciones, jubilaciones, concursos de traslados, etc.

De cumplir la Administración con la pretensión de cese a día 31 de octubre, las consecuencias serían catastróficas y el daño causado a la Administración de Justicia y al Justiciable, irreparable. Aún incluso si después, por cualquier circunstancia, se vuelven renovar refuerzos, ya habría sido cesado el personal interino y daría lugar a un lapsus de tiempo entre dos o tres meses entre que se vuelve a autorizar y nombrar nuevamente, y con el agravante de que al órgano llegaría una persona sin experiencia en ese centro de trabajo.

CSI·F ha exigido por escrito a la Consejería:

- El mantenimiento de todos los refuerzos hasta el 31 de diciembre de 2013 y la consolidación de todos los refuerzos existentes actualmente y el incremento de plantilla de los estructurales.

- Se abra negociación concreta sobre el particular que comprenda la elaboración de un protocolo donde queden reflejados los criterios, procedimientos para peticiones de refuerzo basados en la elaboración de un plan de actuación que concrete las causas de petición y las tareas que se pretenden abordar, incluyendo los procedimientos de evaluación del plan, regulación de preferencias para asignación tales como cargas de trabajo basados en datos objetivos según estadística, pendencia, causas de especial relevancia y complejidad. Debiendo de garantizarse que los perfiles profesionales de los planes de actuación incluirán a todos los cuerpos de la Administración de Justicia.

- Que se determine, en dicho protocolo, la participación de las centrales sindicales, a través de las comisiones provinciales de seguimiento que habrían de crearse para la determinación de los Planes de Actuación Provinciales y que habrían de integrarse por Sindicatos, Secretario Coordinador Provincial y Delegación Provincial de Justicia.

Ver Galería