Adaptación del horario laboral para la conciliación familiar Adaptación del horario laboral para la conciliación familiar

Tras la aprobación del Real Decreto 6/2019, las personas trabajadoras tenemos la opción de realizar la adaptación de nuestra jornada laboral para conciliar la vida personal, laboral y familiar. Si bien anteriormente existía esta posibilidad, en la práctica era raro que el Convenio Colectivo regulase de manera efectiva tal derecho, por lo que resultaba un derecho vacío y sin posibilidad hacerlo valer.

En la actualidad, y tras la aprobación del Real decreto 6/2019, el apartado 8 del artículo 34 del Estatuto de los Trabajadores, recoge lo siguiente:

“En la negociación colectiva se pactarán los términos de su ejercicio, que se acomodarán a criterios y sistemas que garanticen la ausencia de discriminación, tanto directa como indirecta, entre personas trabajadoras de uno y otro sexo. En su ausencia, la empresa, ante la solicitud de adaptación de jornada, abrirá un proceso de negociación con la persona trabajadora durante un periodo máximo de treinta días. Finalizado el mismo, la empresa, por escrito, comunicará la aceptación de la petición, planteará una propuesta alternativa que posibilite las necesidades de conciliación de la persona trabajadora o bien manifestará la negativa a su ejercicio. En este último caso, se indicarán las razones objetivas en las que se sustenta la decisión.”

Por lo tanto, si el convenio no realiza ninguna indicación, la persona trabajadora podrá solicitar a la empresa una adaptación de su jornada de trabajo, incluyendo la posibilidad de trabajo a distancia, siempre y cuando tenga un hijo menor de doce años.

Entonces, la empresa tendrá un plazo de 30 días para negociar con el trabajador, y posteriormente, la persona trabajadora debe mostrar por escrito la conformidad o no de lo solicitado, o una propuesta alternativa.

Después de la respuesta de la empresa, la persona trabajadora, podrá impugnar la decisión en un plazo de 20 días hábiles por el procedimiento judicial de conciliación de la vida laboral y familiar.

La persona trabajadora, podrá volver a la jornada anterior a la finalización del periodo acordado o cuando cambien sus circunstancias.

Adaptaciones que se pueden solicitar

Podemos realizar la solicitud de cualquier modificación de nuestro horario, sin límite, pero teniendo en cuenta el propio horario de la empresa y el que tengan otros compañeros/as, así como las funciones que nuestro trabajo permitan.

Procedimiento para solicitar la adaptación del horario laboral

Lo primero que debemos hacer es revisar nuestro Convenio Colectivo para ver si está regulado en él (no suele estar regulado en la gran mayoría de los casos).
Si no existe esta regulación, debemos seguir el siguiente procedimiento:

  1. Solicitar a la empresa la adaptación de la jornada de trabajo. No es necesario por escrito, aunque siempre es recomendable.
  2. La empresa, abrirá un proceso de negociación, durante un periodo máximo de treinta días.
  3. Terminada la negociación, o el plazo de treinta días, la empresa comunicará por escrito al trabajador la aceptación de la petición, o planteará una propuesta alternativa o manifestará la negativa a cualquier cambio

En el caso de respuesta negativa por parte de la empresa, debemos presentar una demanda en el plazo de 20 días hábiles (o desde que hayan transcurrido los 30 días haya respuesta por parte de la empresa), mediante el mecanismo judicial especial recogido en el artículo 139 de la Ley reguladora de la jurisdicción social.

Entonces, será el juez el que de contestación a nuestra petición, pudiéndose negar a ella, si la empresa la ha justificado adecuadamente.

Procedimiento para la resolución de conflicto por conciliación laboral y familiar

El art. 139 de la Ley 36/2011, reguladora de la Jurisdicción social establece este sistema:

  1. Si la empresa nos deniega la solicitud de adaptación de la jornada de trabajo que propusimos, tenemos un plazo máximo de 20 días para presentar la demanda ante los Juzgados de lo Social (no hay necesidad de papeleta de conciliación).
  2. Podemos solicitar en la demanda una indemnización por los daños y perjuicios que hayamos sufrido como consecuencia de la negativa a aplicar las medidas de conciliación (reciente sentencia del TSJ de las Palmas de Gran Canaria (252/2019)).

Como se trata de un procedimiento urgente, el acto de la vista se señalará dentro de los cinco días siguientes al de la admisión de la demanda y el Juez dictará sentencia en el plazo de tres días, una vez escuchadas las propuestas y argumentos de empresa y trabajador.

Frente a la sentencia no cabe recurso.

El juez valorará y buscará un equilibrio proporcional entre la necesidad del trabajador/a y las posibilidades de organización de la empresa.