Ampliación del permiso de paternidad
05 de Julio de 2018

El permiso de maternidad, consta de 16 semanas ininterrumpidas. De las cuales, las 6 semanas posteriores al parto son consideradas período de descanso obligatorio para la madre. Las 10 semanas restantes son de libre disposición para la madre, quien puede ceder la totalidad o parte este periodo al otro progenitor.

Hasta ahora el permiso de paternidad constaba de 4 semanas, pero a partir de este jueves 5 de julio los padres, podrán disfrutar de una semana más de permiso de paternidad, cinco en total. Podrán disfrutarlo, los padres cuyos hijos nazcan desde este jueves en adelante pero no los que hayan sido padres antes de esta fecha.

Además, gracias a una enmienda publicada EL miércoles 4 de julio en el BOE, incorpora otra novedad con respecto a estos permisos:

La posibilidad de que los funcionarios públicos que tengan un hijo puedan cogerse las cinco semanas de permiso sin la obligación de hacerlo de forma simultánea a la madre. De esta forma, podrán disfrutar de su baja tras las 16 semanas de la madre, ampliando el periodo total de ambos progenitores a 21 semanas.

La ampliación a cinco semanas puede ser, el comienzo del camino a la igualdad de permisos entre ambos cónyuges.

Aún estamos lejos del modelo nórdico, donde los papás islandeses disfrutan de 90 días y los papás suecos de 70 siendo este modelo el de mayor duración.

Nosotros queremos fomentar un sistema que apueste por la Igualdad y contribuya a acabar con la brecha de género.

Queremos la equiparación total de los permisos de paternidad a los de maternidad, para que hombres y mujeres se queden el mismo tiempo a cargo del bebé, porque eso es lo que les hace dejar de ser espectadores y ayudantes y convertirse en corresponsables y cuidadores".

Queremos equiparación total de los permisos de paternidad a los de maternidad para que desaparezca el estigma laboral de la mujer, sobre la que pende la etiqueta de menos empleable que el hombre.

Queremos equiparación total de los permisos de paternidad a los de maternidad para favorecer la natalidad en un país donde ha caído un 24,6% en diez años.