Podemos Combatir el Alzheimer
15 de Junio de 2014

Desde CSI-F Andalucía en su afán de informar y hacer llegar a nuestros afiliados mejoras y técnicas para mejorar nuestra calidad de vida, queremos haceros partícipes de los efectos saludables de la neuróbica.

La neuróbica, también conocida como gimnasia cerebral y gimnasia mental, son ejercicios, problemas y rompecabezas mentales que mejoran el rendimiento del cerebro.

Los autores de estas técnicas Katz y Rubin, descubrieron que tiene el efecto de mantener el cerebro saludable y ágil, a través de la creación de nuevos patrones de actividad en nuestro cerebro.


Estas prácticas no pueden devolvernos un cerebro más jóven pero si pueden ayudarnos a mantener y mejorar el que tenemos. No podemos aumentar nuestra capacidad cerebral, pero con el ejercicio podemos activar esas áreas del cerebro que dejó de usar por falta de entrenamiento. La única manera de estimular al cerebro es ejercitándolo, por eso quien siempre atiende a su cerebro reduce las probabilidades de sufrir enfermedades cerebrales como el mal de Alzheimer”.

Cerca del 80% de nuestro día a día, está ocupado por rutinas, que a pesar de tener la ventaja de reducir el esfuerzo intelectual, esconden un efecto perverso: limitan al cerebro. Con el paso de los años nuestro cerebro va perdiendo capacidad productiva.

Los ejercicios usan los cinco sentidos para estimular la tendencia natural del cerebro a formar asociaciones entre diferentes tipos de información; cuando nos vestimos en la oscuridad, por ejemplo, pone a nuestros sentidos en situación de alerta. Si la visión se dificultó, otros sentidos se agudizarán en compensación.
Algunos ejercicios para desarrollar la neuróbica son:

  • Reír.
  • Pensar en positivo.
  • Disfrutar de la familia.
  • Identificar y alejarse de las personas que nos absorben emocionalmente.
  • Usar el reloj en la muñeca contraria al que normalmente lo usas.
  • Cepillar los dientes con la mano contraria a la de costumbre.
  • Caminar por la casa de espaldas.
  • Vestirse con los ojos cerrados.
  • Estimular el paladar con cosas diferentes.
  • Observar imágenes boca abajo.
  • Mirar la hora en el espejo.
  • Cambiar de camino para ir y volver del trabajo.

PONGAMOLAS EN PRACTICA Y HAGAMOS LO QUE ESTE EN NUESTRAS MANOS POR CONSEGUIR UNA MEJOR CALIDAD DE VIDA.

Ver Galería