Día Europeo de la Solidaridad y Cooperación entre Generaciones
26 de Abril de 2014

El 29 abril de 2008, la presidencia eslovena de la C.E. organizó una conferencia en Brdo (Eslovenia) sobre "Solidaridad intergeneracional para sociedades cohesivas y sostenibles". La conferencia se centró en intentar reforzar los vínculos sociales entre generaciones, así como en iniciar un cambio en la elaboración de políticas que promocionen una mayor solidaridad en este sentido.

Como consecuencia, desde el año 2009 se viene celebrando cada 29 de abril el Día Europeo de la Solidaridad y Cooperación entre Generaciones, al que nos unimos con entusiasmo desde CSI-F Andalucía.

Esta fecha pretende fomentar el entendimiento entre personas mayores y jóvenes y ofrecer oportunidades de intercambio de experiencias y aptitudes entre las generaciones.

Según un reciente informe presentado por la Comisión Europea y el Comité de Políticas Económicas, el número de personas mayores de 65 años aumentará dentro del territorio de la Unión Europea, de 87,5 millones, que había en 2010, a 152,6 millones en 2060. Este cambio demográfico plantea numerosos retos a los países de la Unión Europea, especialmente en lo referente a oportunidades de empleo, seguridad social y sistemas sanitarios y al mismo tiempo también ofrece la gran oportunidad de reforzar la solidaridad y la cooperación intergeneracional.

Desde nuestra Central Sindical abogamos por generar una nueva visión que reconozca y celebre las diferentes maneras en que las personas mayores pueden contribuir a la sociedad y cómo la interacción social entre grupos de diferentes edades puede traer grandes beneficios para todos. Las personas mayores, son imprescindibles, en el transvase de las experiencias, la sabiduría, y en la aportación de las transformaciones. Son la memoria de nuestra historia.

Desde CSI-F Andalucía promovemos el envejecimiento activo se trata de ampliar la esperanza de vida saludable y la calidad de vida para todas las personas a medida que envejecen, también para aquellas personas frágiles, discapacitadas o que necesitan asistencia. Jóvenes y mayores pueden participar conjuntamente en una serie de actividades que no solo potencien las habilidades y el conocimiento mutuo, sino que también contribuyan a mejorar la calidad de vida de nuestros mayores y convencer a la juventud de la necesidad del compromiso con esta interacción. Las actividades sociales y culturales como cursos mixtos, eventos deportivos o compartir juegos, pueden ayudar a fomentar la integración social e intergeneracional, mejorando además el bienestar de los participantes.

Ver Galería